Atraco en San Juan de Aznalfarache
El ciclomotor de los atracadores que asaltaron una oficina bancaria de San Juan de Aznalfarache. EFE

Los peritos de balística han confirmado que la bala que el pasado 25 de mayo mató a una mujer que esperaba el autobús en San Juan de Aznalfarache (Sevilla) procedía de uno de los dos policías locales que intentaron evitar el atraco a un banco.

Fuentes del caso han informado de que la policía científica, en un informe entregado al juzgado de instrucción 15 de Sevilla, concluye que los dos policías locales efectuaron respectivamente siete y tres disparos.

Uno de los procedentes del primero de ellos fue el que, tras rebotar, alcanzó en la nuca a Concepción Barreiro, de 54 años, cuando esperaba en una parada de autobús.

Los dos atracadores iban armados, uno de ellos con una pistola de fogueo y el otro con una de calibre 7,65 milímetros que, según el peritaje de la policía científica, se encasquilló y posiblemente no llegó a disparar el único proyectil que llevaba.

El botín ascendió a 50.985,93 euros El atracador F.R., de 60 años, resultó herido de bala en el pecho, fue hospitalizado y en la actualidad cumple prisión incondicional junto con su compañero J.M.G.J., de 50 años, ambos con antecedentes delictivos.

Por otra parte, el juzgado ha ordenado devolver al banco atracado, una sucursal de Banca Cívica, los 50.985,93 euros a que ascendió el botín incautado a los ladrones.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.