El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha manifestado este jueves que, tras la recuperación del Códice Calixtino, tuvo una conversación con el arzobispo de la Catedral de Santiago, Julián Barrio, en la que ofreció la colaboración de la Xunta para incrementar las medidas de seguridad, entre las que se podría incluir su traslado a otra ubicación dentro del templo.

Con todo, preguntado al respecto al término del Consello de la Xunta, el máximo mandatario autonómico ha asegurado que la decisión es del arzobispo y, preguntado por qué opciones se barajarían para trasladar el Códice, ha replicado que, a su entender, es Barrio quien "debe decirlo". "Yo no soy la persona adecuada para dar noticias que debe dar el arzobispo", ha aseverado.

Preguntado por si este traslado tendría lugar dentro del propio templo, el máximo mandatario gallego ha insistido en que la Iglesia tendrá la última palabra, pero ha añadido que "supone" que sí. "Me imagino que el arzobispo no tendrá mucha jurisdicción fuera", ha apuntado, para agregar que la Xunta está a disposición de las autoridades eclesiásticas para evaluar cualquier vía de mejora.

Igualmente, ha llamado a aprovechar en la medida de lo posible las oportunidades de proyección que puede tener el caso, además de manifestar su satisfacción por el hallazgo y reiterar su agradecimiento a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que participaron en la investigación.

"Lo primero es felicitar a la Policía y a la Guardia Civil. Son ellos los que consiguieron el Códice Calixtino. Hubo investigación, seguimiento y al final éxito", ha proclamado el presidente, antes de destacar que "por lo que se ve está intacto". También ha hecho "votos" para que no se repita una situación similar y se optimice la seguridad, "manifiestamente mejorable" antes de la desaparición del manuscrito.

En cualquier caso, ha incidido en el hecho de que el principal sospechoso del hurto es un electricista que trabajó durante mucho tiempo en el templo, para añadir que, en este tipo de casos es "más complejo" que funcionen las medidas de seguridad.

"extraer soluciones"

Además de sus contactos con las autoridades eclesiásticas de Santiago para mejorar "en la custodia" de este documento de "incalculable valor", Núñez Feijóo ha señalado que en la pasada jornada se puso en contacto con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y también con el ministro de Interior, Jorge Fernández, para agradecerles su "compromiso" en este asunto.

"Celebramos el éxito policial, el éxito judicial y el éxito como comunidad", ha proclamado, antes de agradecer la "presión" efectuada por los medios de comunicación e insistir en que ahora hay que intentar extraer de este suceso "posibilidades" para dar a conocer el patrimonio de la capital de Galicia "y el fin del Camino de Santiago, que es la Catedral".

En cuanto a las mejoras en materia de seguridad, ha dado por hecho que, en el año transcurrido tras la desaparición del Códice Calixtino, las autoridades catedralicias habrán tenido "tiempo" para analizar "cuáles eran los fallos y deficiencias" y cómo evitar "disgustos" con otras piezas.

Dicho esto, ha reiterado el ofrecimiento de ayuda de la Xunta. "Nos ponemos a disposición de la Iglesia, es el momento de sentarse, oír sus propuestas y aportar nuestras reflexiones", ha concluido Feijóo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.