La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, María Gámez, ha pedido este jueves al equipo de gobierno del PP que "no dé la espalda y se implique en los problemas de las familias afectadas por el desahucio de su vivienda", una "realidad" que ha calificado de "sangrante" y que "no deja de crecer día a día".

Ha recordado que, cada semana, según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) correspondientes al año 2011, son desalojados de sus casas por no pagar la hipoteca unos 63 propietarios de viviendas en la provincia de Málaga.

Al respecto, Gámez, que ha estado acompañada en rueda de prensa por la edil socialista Francisca Montiel, ha señalado que "la estadística revela que el problema de los desahucios no sólo no remite, sino que va en aumento".

En concreto, en Málaga, según ha indicado, la cifra de lanzamientos judiciales —como se conoce técnicamente al desalojo material de la vivienda por orden del juez— ascendió el pasado ejercicio a 3.280 casos, con una subida del 35 por ciento en relación con el año anterior, "que ya fue de por sí dramático". Al respecto, ha señalado que los lanzamientos se han incrementado un 224 por ciento desde el año 2008.

Por ello, y ante estos números, Gámez ha subrayado que "hay mucho por hacer y se puede hacer mucho desde el Ayuntamiento, ya que es éste el que debe prestar ayuda a esas familias que necesitan realojo o cualquier otro tipo de ayuda social que alivie su situación".

También la dirigente socialista ha criticado que, pese a que este problema social "se va agravando", el equipo de gobierno "permanece ajeno al mismo, sin hacer nada y sin prevenir y atender las demandas ciudadanas".

Creación de comisión

Gámez ha anunciado que el grupo municipal socialista presentará en la próxima comisión de Derechos Sociales una moción en la que solicitará que se cree una comisión con representantes de las asociaciones de afectados y otras organizaciones que trabajen en esta materia, los grupos políticos municipales, los bancos y cajas y la Administración de Justicia.

Así, ha explicado que la finalidad es "estudiar medidas para evitar los desahucios y asistir a las familias afectadas, trabajando conjuntamente con el resto de administraciones".

También la moción pedirá que se establezca un protocolo con la Administración de Justicia que identifique los desahucios de las familias más vulnerables, "para que los servicios sociales del Ayuntamiento puedan prever las actuaciones más adecuadas y se dispongan de las estadísticas reales de los procesos abiertos".

Por último, solicitarán además que "se incrementen los recursos humanos y materiales para atender a los afectados y que se impulse la mediación del Ayuntamiento".

Por su parte, la edil socialista Francisca Montiel ha señalado que, "dado que la situación lejos de remitir se agrava", desde el grupo municipal socialista "creemos que, por encima de competencias, este Ayuntamiento tiene la responsabilidad de hacer más".

"Es el momento de servir de nexo de unión entre los grandes actores de esta situación, las entidades financieras y las personas afectas, con el concurso de las distintas administraciones y de las organizaciones ciudadanas afines a este asunto", ha manifestado, añadiendo, al respecto, que "es preciso optimizar los recursos para mitigar, en la medida de lo posible, las situaciones lamentables que se están produciendo".

Consulta aquí más noticias de Málaga.