Las familias mineras han vuelto a ser este jueves protagonistas con un nuevo acto reivindicativo que ha tenido lugar en el castillete minero de Ariño donde se han colocado cientos de lazos negros en los que se leen mensajes de apoyo a los mineros que completan la marcha y a los que están encerrados en la mina de Ariño.

Además, las mujeres de los mineros registrarán este viernes, día 6 de julio, en el edificio Pignatelli en la capital aragonesa, una petición formal para reunirse con la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi.

En declaraciones a Europa Press, Rosy Luna, hija, hermana y mujer de mineros, ha señalado que han querido llenar el castillete minero de lazos negros con mensajes de apoyo en los que se podía leer "sois muy valientes, adelante mineros, no dejéis que nos ganen esta lucha porque tenemos razón y orgullo minero", entre otros mensajes.

Ésta es una más de las acciones reivindicativas que han puesto en marcha los mujeres de los mineros que este viernes registrarán en el Pignatelli una petición formal para reunirse con Rudi. Según Luna, "queremos que conozca de primera mano la situación que ya vivimos las familias mineras, después de 40 días de huelga".

Aunque Rosy Luna ha afirmado que, sobre todo, quieren que la presidenta de Aragón "sepa cuál sería la repercusión para las comarcas si no llegan más ayudas y empiezan a cerrar las empresas mineras".

En este sentido, Luna ha destacado que "en Ariño en 90 por ciento de los vecinos vivimos directamente del carbón y el 10 por ciento indirectamente", así que "nos tendríamos que ir del pueblo, nos tendríamos que buscar la vida en otro sitio".

Luna ha asegurado que es todo lo contrario a lo que quieren porque "no me quiero ir y menos cuando tenemos la razón", así que "no nos resignamos". Con todas estas iniciativas esperan que "podamos tocarle la sensibilidad que tenemos todas las mujeres, queremos hablar con ella de mujer a mujer".

"nos da fuerza"

La iniciativa de los familiares llega también a los mineros que completan la marcha y que este jueves recorren los 23,8 kilómetros que separan Ledanca de Torija. Luis Amador, uno de los mineros que participa en la 'marcha negra', ha señalado que "cuando estamos más bajo de moral, esto nos da más fuerza para seguir adelante".

Aún así, Amador ha manifestado que "nos va a dar pena llegar a Madrid" porque no ha habido avances en las reivindicaciones del sector. De hecho, "no nos planteamos qué pasará después de la manifestación de Madrid (el 11 de julio), sólo pensamos en que nuestra meta es llegar a Madrid, después ya veremos".

En este sentido, el secretario de la Federación de Industria de CC.OO. en Teruel, Antonio Herrero ha manifestado que "hasta el día 11 de julio estaremos animando a la gente para que participe en la marcha", pero teme que a partir de ese día "habrá un antes y un después en las movilizaciones". Ha considerado "si no hay un paso adelante por parte del Gobierno central se recrudecerán y si lo hay, se irá calmando en busca de la solución definitiva".

Herrero ha estimado que todavía se puede alcanzar un acuerdo con el Ministerio de Industria porque "la esperanza es lo último que se pierde", así que espera que "entren en razón y quieran negociar con nosotros para buscar una solución al conflicto" ya que "sólo pedimos que cumplan lo que está firmado para este año e incluso estamos dispuestos a negociar por debajo de eso".

Consulta aquí más noticias de Teruel.