Efectivos de la Guardia Civil han detenido en la localidad burgalesa de Villímar a tres personas por defraudar fluido eléctrico, al derivar la luz del tendido público a un establecimiento hostelero, según han informado fuentes del Instituto Armado.

En concreto, se ha arrestado este miércoles a A.M, de 39 años; M.L.M.M, de 44, y A.V.O, de 50, por su distinta implicación en un supuesto delito de defraudación de fluido eléctrico.

Los arrestos se han producido a raíz de la denuncia interpuesta por el propietario de un local comercial, quien a su vez tenía arrendado el negocio a otras personas, sobre la posible defraudación de fluido eléctrico.

Los agentes han comprobado la zona y, en la inspección ocular, han detectado que existía una derivación del tendido eléctrico de la red pública hacia un establecimiento hostelero, por lo que se estaba produciendo un fraude.

Las gestiones practicadas con la empresa eléctrica han dado como resultado que el valor de lo defraudado ascendía a 1.500 euros, por lo que los implicados, que reconocieron en el acto su autoría, ya han sido detenidos.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Briviesca.

Consulta aquí más noticias de Burgos.