El consejero de Presidencia y Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno, Leandro Esteban, ha informado de que la nueva línea de atención telefónica a la infancia y a la adolescencia será en Castilla-La Mancha el número 116 111 en sustitución del 900 505 532.

Esta línea, que opera a nivel europeo desde abril de 2011, estará gestionada por la Fundación ANAR, y tiene por objeto "favorecer un lugar para la escucha que dé respuesta rápida a los problemas y necesidades del niño y del adolescente", con psicólogos, orientadores, trabajadores sociales y abogados.

En rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, el portavoz ha informado además de la aprobación de un expediente de gasto de 388.000 euros para desarrollar programas de apoyo y seguimiento a jóvenes de entre 16 y 24 años sobre los que se ha llevado a cabo alguna acción protectora o judicial.

Esta medida está orientada a "ayudar a este colectivo de jóvenes a lograr su independencia y autonomía", y está dotada según Esteban "con un tres por ciento más de presupuesto con respecto al año anterior".

Consulta aquí más noticias de Toledo.