La exposición 'Monacatus' de Las Edades del Hombre, que presenta en la localidad burgalesa de Oña y dedicada al arte sacro, ha sido visitada desde su apertura el pasado 23 de mayo por más de 25.000 personas.

'Monacatus' lleva de nuevo el mayor proyecto cultural en torno al arte sacro a Burgos, uno de los territorios más ricos desde el punto de vista cultural y artístico.

Esta nueva exposición de Las Edades del Hombre está contribuyendo también a la consolidación de este liderazgo y a la dinamización turística y cultural no sólo de Oña y de Burgos, sino también de toda Castilla y León, según han informado fuentes del Gobierno regional.

Monacatus es el segundo proyecto de una nueva etapa que incide en la utilización de sedes no catedralicias, con la puesta en valor del territorio y con la utilización de lugares monumentales que celebren alguna efeméride relevante o que vengan siendo objeto de restauración.

Esta nueva etapa de Edades del Hombre cuenta con el apoyo del Gobierno Regional, y pretende continuar difundiendo el extraordinario conjunto de arte sacro de Castilla y León. También, de forma paralela, busca convertirse en un "inteligente y eficiente recurso cultural" para el desarrollo económico del entorno, la dinamización turística y la promoción de las zonas rurales.

La elección de Oña como sede de la decimoséptima edición de Las Edades del Hombre se debe a la celebración del milenario de la fundación del Monasterio de San Salvador, en el 1011, por el Conde de Castilla Sancho García, nieto de Fernán González.

La actividad restauratoria ha sido una constante en el Proyecto de Las Edades, pues se ha procedido por parte de la Junta de Castilla y León a la intervención de más de 17 inmuebles -todas las catedrales además de otros templos- y alrededor de 1.800 piezas de arte y bienes muebles.

Esta labor directa de conservación de los bienes patrimoniales de la Comunidad se refleja en el Monasterio benedictino de San Salvador de Oña, en el que la Junta de Castilla y León viene interviniendo desde 1984, con diversas actuaciones centradas tanto en bienes muebles como en el propio Monasterio, y en el que sólo en los últimos años se ha invertido casi un millón y medio de euros.

Esta muestra busca también esa sinergia efectiva entre la actividad restauratoria y el desarrollo económico que alimenta la actividad turística. y así el visitante de 'Monacatus' puede disfrutar de toda la zona de la Bureba, un territorio en el que ejercen enorme atractivo cultural y natural la propia villa condal de Oña, los Conjuntos Históricos de Frías y Poza de la Sal y sus castillos; o la villa de Briviesca, con sus distintos hitos monumentales.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.