El número de pacientes pendientes de una intervención quirúrgica en la Unidad de Mama del Complejo Hospitalario de Navarra es de 41 y todas ellas serán operadas a lo largo del mes de julio, salvo que el médico responsable decida otra fecha más adecuada clínicamente, según ha asegurado el departamento de Salud del Gobierno de Navarra.

En una nota dirigida a los medios, el director del Complejo Hospitalario de Navarra, Ignacio Iribarren, ha defendido que "el programa de atención integral a la Patología Mamaria es un complejo dispositivo que cuenta con la intervención de muchas personas y del que en Navarra nos sentimos orgullosos, y el esfuerzo individual y el soporte institucional son las claves para su éxito".

Según ha manifestado, "proyectar sombras sobre su funcionamiento, máxime cuando son infundadas o proceden de análisis parciales y no contrastados, solamente contribuyen a retirar soporte social a una actividad que requiere del apoyo de todos".

El director del CHN ha respondido así a las quejas de la Asociación de Cáncer de Mama de Navarra (Saray), que critica retrasos en operaciones y revisiones para mujeres afectadas por esta patología, según recoge una información de Diario de Noticias.

Iribarren ha asegurado que "la transparencia de la dirección del CHN es completa, y si Saray se hubiera dirigido a nosotros, todo esto habría quedado aclarado en un minuto".

Además, ha afirmado que "el número de pacientes pendientes de intervención de esta patología a 3 de julio es de 41 pacientes y todas ellas serán intervenidas en el mes de julio excepto si el médico responsable decide lo contrario puesto que solo a él le corresponde la indicación de la fecha más adecuada clínicamente, incluyendo en este criterio la situación anímica de la afectada".

Según asegura, el Complejo Hospitalario es "consciente de que establecer la fecha de intervención reduce de forma muy importante la angustia, y si en algunos casos no se ha podido indicar la fecha concreta, se establece como mínimo un periodo de tiempo (entre final de julio y primera quincena de agosto, por ejemplo) transmitiendo además a la paciente que el intervalo propuesto no tiene incidencia en el pronóstico".

Precisamente, ha agregado que si la fecha tuviera incidencia, "existen márgenes de maniobra en la programación quirúrgica como para que la intervención se realice de forma inmediata si así se requiere".

El director del CHN explicado que la actividad quirúrgica de la Unidad de Mama realiza en su actividad "normal" (excluido el periodo de verano, puente foral y Navidad) 16 sesiones quirúrgicas al mes, entendida la sesión quirúrgica como la actividad de un quirófano durante 7 horas. "En cada una de dichas sesiones quirúrgicas de mama se interviene a 2-3 personas. En consecuencia, la Unidad de Mama tiene capacidad para intervenir al mes a aproximadamente 40 pacientes (450-480 al año)", explica.

15-20

Días de espera

Como consecuencia de este nivel de actividad, "el tiempo de espera medio es de 15-20 días, una cifra óptima puesto que, aunque desde el punto de vista médico la demora podría ser mayor -pues el pronóstico no varía-, la ansiedad y miedo de la paciente, que también debe tenerse en cuenta, se controlan y sobrellevan mucho mejor", agrega Ignacio Iribarren.

Además, asegura que durante los meses de julio y agosto, la actividad quirúrgica del CHN "se ajusta a la disponibilidad del personal y se reduce el número de sesiones quirúrgicas programadas, una reducción mínima en lo que se refiere a patología oncológica y sin que afecte, en ningún caso, al dispositivo quirúrgico urgente".

En el caso concreto de patología mamaria para el periodo de julio y agosto, el número de sesiones quirúrgicas programadas es de 29. El número de pacientes que podrán ser intervenidas será de 72.

Consulta aquí más noticias de Navarra.