El portavoz de IULV-CA en el Parlamento andaluz, José Antonio Castro, ha ha defendido el orden de la primera tanda de comparecencias en la comisión creada para investigar la supuesta trama de falsos expedientes de regulación de empleo (ERE) financiados por la Junta, que empieza "citando a quienes supuestamente tenían menos responsabilidades" en el asunto, y ha reclamado que se habilite un servicio de taquigrafía en las distintas sesiones que ésta desarrolle para transcribir las distintas intervenciones y evitar así "manipulaciones" por parte de los partidos políticos.

En declaraciones a los periodistas tras participar en la Cámara andaluza el acto institucional conmemorativo del nacimiento de Blas Infante, Castro ha anunciado que ha dirigido una carta al presidente de la comisión, Ignacio García, —para que, a su vez, éste la tramite ante el presidente del Parlamento, Manuel Gracia— solicitando taquígrafos en las sesiones tras el "cabreo" que, según ha subrayado, le ha producido escuchar al portavoz del Grupo Popular, Carlos Rojas, decir que "IU había vetado algunas comparecencias".

Rojas "mintió", ha aseverado el portavoz de IU, quien, por ello, ha lamentado la "tergiversación y manipulación" que, a su juicio, se está realizando "de los debates que de manera secreta se están dando en la comisión". En su opinión, habilitar un servicio de taquigrafía sería "una buena solución" para que los portavoces de los grupos políticos sean "más fehacientes" en sus declaraciones.

En este sentido, ha aclarado que la idea de IU es que las transcripciones de las comparecencias sirvieran "a efectos históricos", y tuvieran, "como los documentos secretos de los países, una fecha de caducidad", de modo que, pasado un periodo de tiempo desde el momento en que éstas se realizaron, la prensa pudiera acceder a su contenido, que, de esta manera, no podría ser relevado inmediatamente después de las respectivas sesiones de la comisión, dado el carácter "secreto" de las mismas.

Defiende el orden de las comparecencias

Por otro lado, Castro ha defendido el orden de la primera tanda de comparecencias en la comisión de los ERE, aprobado este jueves, ya que, según ha subrayado, por un lado cumple con una intención "compartida con el PP-A", la ordenar las comparecencias en orden creciente de responsabilidades, es decir, "empezar citando a quienes supuestamente tenían menos responsabilidades" en el asunto.

Además, el portavoz de IU ha asegurado que el presidente de la comisión "ha consultado con los tres grupos" el orden de comparecencias, y que éste se ha elaborado también con la pretensión de agruparlas "por bloques, ordenadas por consejerías o departamentos".

Igualmente, si bien ha reconocido que el funcionamiento de la comisión da la posibilidad de ordenar una segunda tanda de comparecientes, ha señalado que su grupo "no tiene tomada ninguna determinación" respecto a los nombres de posibles nuevos comparecientes. "Parece más razonable esperar a escuchar antes las primeras intervenciones".

Tras señalar que también se ha buscado citar como primeros comparecientes a nombres que hubieran coincidido en ser propuestos por "al menos" dos de los grupos con representación parlamentaria, García ha insistido en deslindar el trabajo de la comisión respecto de la investigación judicial de este caso.

"No vamos a realizar un interrogatorio propiamente dicho ni una instrucción sumarial; no perseguimos delitos tipificados en el Código Penal, sino depurar responsabilidades políticas, y creo que vamos a cumplir eso fielmente", ha agregado en este sentido el portavoz de IU, quien también ha considerado "más que suficiente" el número máximo —tres— previsto de comparecencias en un mismo día.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.