La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha condenado este jueves el último asesinato por violencia de género ocurrido en Ibiza el pasado 28 de junio.

La víctima, una española de 63 años, murió a manos de su marido, de la misma nacionalidad y 55 años. El presunto agresor fue detenido por la Guardia Civil.

La mujer había denunciado en varias ocasiones a su agresor, que llegó a cumplir condena en prisión, donde permaneció hasta el pasado mes de abril.

Con esta nueva víctima ya son 27 las mujeres muertas a manos de sus parejas o ex parejas en lo que va de año. De ellas, sólo cinco habían denunciado previamente a sus agresores.

La ministra ha recordado la necesidad de evitar que este tipo de violencia quede impune. Se trata de una tarea "en la que debe estar implicada toda la sociedad", no sólo las mujeres que sufren directamente este tipo de violencia, porque "el silencio siempre es cómplice de la violencia de género".