El director del Centre de Recerca Econòmica (CRE), Antoni Riera, ha explicado que se mantiene el mismo crecimiento del PIB negativo del -0,3 por ciento para 2012 en Baleares dadas las "dudas" que presenta el euro y los mercados económicos, tanto nacional como los internacionales.

Una previsión que contrasta con la que realizó el Govern este lunes, que situó el crecimiento para este año del PIB en un +0,2 por ciento, rebajándolo un punto de las previsiones iniciales.

En una rueda de prensa en la que se ha presentado el balance económico del primer trimestre de este año, Riera ha confirmado que Baleares se encuentra en recesión tras sumar dos meses en negativo y ha explicado que la previsión de crecimiento para el segundo trimestre presenta una caída todavía superior a la de los tres primeros meses del año.

Es lo que se conoce como "recesión de segunda vuelta", según ha indicado, al tiempo que ha detallado que se trata de una etapa que viene continuada de un periodo de bonanza pequeño y vuelve a la senda negativa. "Son técnicamente las malas noticias", ha sentenciado al respecto.

El cre pide el consenso para salir de la crisis

Ante estas previsiones tan negativas, el director del CRE ha realizado por primera vez un llamamiento al Govern y a todas los agentes económicos y sociales para que "sumen esfuerzos en positivo para salir de esta recesión".

"El CRE pide un consenso como la única manera para salir de esta espiral de dudas y conseguir un equilibrio productivo, virtuoso y de alto nivel", ha remarcado.

Para ello, el economista ha presentado un decálogo con diez premisas que los agentes económicos y sociales deberían aceptar como válidas para poder salir de esta situación de crisis, entre las que se encuentran "impulsar la competitividad y construir una economía basadas en el conocimiento, de bienes y servicios realmente diferenciada y equilibrar las cuentas públicas".

En este sentido, Riera ha lamentado que en Baleares exista un una falta de diálogo, ante lo que ha pedido a Govern y oposición que hagan un esfuerzo para llegar a una situación de consenso, porque o perdemos todos o ganamos todos", ha apuntado.

"agotamiento" del consumo "desaceleración" del sector servicios

En el análisis de las diferentes variables económicas, el economista se ha referido a la caída que ha sufrido el consumo familiar en Baleares. Así la demanda interna ha caído del -0,1% hasta el -0,6% en el segundo trimestre del año debido al "agotamiento del consumo privado ante un escenario recesivo que se alarga desde 2008".

Asimismo, también ha mencionado otro indicador que presenta valores que apuntan a un descenso. Riera ha hablado de "desaceleración del sector turístico", que se sitúa con un nivel de crecimiento en el 0,0% en el segundo trimestre, coincidiendo con el inicio de la campaña turística alta.

"Los desequilibrios estructurales y coyunturales harán que el sector servicios se sitúe en crecimiento del 0,0%" ha explicado, al tiempo que ha remarcado que "el debate ahora se debe centrar en cómo salir de esta recesión".

También ha apuntado que por primera vez los jóvenes de Baleares están abandonando las Islas ante la falta de perspectivas de futuro en nuestra comunidad.

La previsión del segundo trimestre a la baja

Por otra parte, la previsión del segundo trimestre rebaja del -0,3 por ciento el crecimiento del primer trimestre al -0,5 por ciento, siendo la isla de Menorca la que obtiene peores resultados con un -1,3 por ciento en el segundo trimestre y las Pitiusas mantienen su resultado en positivo con un marcador del 0,5 por ciento positivo. Mientras, Mallorca tiene el -0,5 por ciento en el segundo trimestre (abril-junio).