El Banco Central Europeo (BCE) ha bajado este jueves los tipos de interés en un cuarto de punto, hasta el 0,75%, el nivel mínimo hasta ahora, para impulsar el crecimiento económico de la zona del euro.

El BCE informó en Fráncfort de que también redujo la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, hasta el 1,5%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, hasta el 0%, con efectos al próximo 11 del julio.

Algunos analistas contemplaban la posibilidad de que el BCE decidiera reducir menos la tasa de interés por la que remunera el dinero ya que si se sitúa al 0%, es decir que los bancos no reciben nada por depositar su dinero en el BCE, se pueden producir efectos negativos en el mercado monetario.

El euro bajó con fuerza tras conocerse la decisión del BCE El euro bajó con fuerza tras conocerse la decisión del BCE y se cambiaba a 1,2456 dólares, frente a los 1,2520 dólares a los que se pagaba antes de que la entidad anunciara el recorte.

Los últimos indicadores económicos señalan que la zona del euro va a entrar en recesión y que no existen presiones inflacionistas. Tres institutos económicos europeos prevén que la economía de la zona del euro se habrá contraído un 0,2% en el segundo trimestre y se contraerá un 0,1% en el tercer trimestre, lo que significa que entrará en recesión.

Ante la debilidad del crecimiento económico, el consejo de gobierno del BCE ha decido seguir los pasos de otras entidades monetarias que desde hace tiempo redujeron sus tipos de interés rectores hasta un nivel cercano al cero por ciento. En Estados Unidos los tipos de interés se sitúan entre el cero y el 0,25%, en Japón en el 0,1% y en el Reino Unido en el 0,5%.

El BCE comenzó a bajar los tipos de interés en 2008 El Banco de Inglaterra también decidió este jueves mantener los tipos de interés y aumentar el volumen del programa de compra de deuda soberana en 50.000 millones de libras esterlinas, hasta 375.000 millones de libras esterlinas (unos 62.000 millones de euros hasta 465.000 millones de euros). Asimismo, el Banco Popular de China ha bajado la tasa de interés de los créditos a un año en 31 puntos básicos y la tasa de interés de los depósitos a un año en 25 puntos básicos.

El BCE comenzó a bajar los tipos de interés en octubre de 2008 tras la quiebra de Lehman Brothers y continuó con los recortes paulatinamente hasta dejarlos en el 1% en mayo de 2009. La entidad monetaria europea subió su tasa de interés rectora en abril y julio de 2011 en un cuarto de punto porcentual, respectivamente, para volver a bajarla de nuevo en noviembre y diciembre en la misma proporción.