Juan María Múgica Dorronsoro
El presunto etarra Juan María Múgica Dorronsoro, detenido en el País Vasco francés. EFE

El presunto etarra Juan María Múgica Dorronsoro, detenido este miércoles en el País Vasco francés, fue encarcelado tras comparecer ante el Tribunal de Apelación de Pau con vistas a su entrega a España.

El tribunal decidió el ingreso en prisión de Múgica Dorronsoro, acusado de intentar atentar en 2001 contra el entonces presidente del Gobierno español, José María Aznar, tras notificarle la euroorden española que pesa contra él.

Además, indicó que el próximo martes por la mañana se celebrará una audiencia en la que se tendría que examinar esa euroorden, que todavía no ha llegado a Pau, donde los magistrados no disponen por el momento más que de la llamada "ficha Schengen".

Para que se aborde el fondo y se avance en el proceso para la entrega del presunto etarra, de 54 años, es necesario que las autoridades españolas comuniquen el mandato europeo de arresto lanzado contra él el 14 de enero de 2010 por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska, que lo imputó por pertenencia a ETA y por tenencia de explosivos.

Es un proceso político instrumentalizado por el ministro español El fiscal francés Jean-Bernard Rouch reclamó a los jueces la prisión provisional para Múgica Dorronsoro, teniendo en cuenta que no ofrece garantías de presentación y que los delitos por los que está acusado en España podrían conllevar una condena de 20 años.

Su abogado, Jean-François Blanco, había solicitado sin éxito que quedara en libertad mientras se tramita su expediente y se quejó en particular de que la detención hubiera sido anunciada horas antes de que se produjera por el ministro español de Interior, Jorge Fernández Díaz, en una entrevista. "Es un proceso político instrumentalizado por el ministro español", argumentó Blanco, que añadió que no hay elementos para justificar el ingreso en prisión de su cliente, sobre todo cuando España no ha comunicado la integridad de la euroorden.