El Grupo Municipal Socialista de Valladolid presentará alegaciones para que los pequeños contribuyentes que tengan que pagar menos de 300 euros puedan también fraccionar el pago de tributos, pero además para que se permita la compensación de deudas y se amplíe el plazo de solicitud a todo el año.

Los socialistas han criticado que nueve años después de que ellos propusieran crear la Cuenta Tributaria Municipal, el equipo de gobierno del PP ha aprobado inicialmente su puesta en funcionamiento para el próximo ejercicio 2013, pero no a todos los contribuyentes.

En este sentido, han recordado que este sistema de pago afectará sólo al pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), al Impuesto de Vehículos de tracción Mecánica (IVTM), al Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y a las tasas de vados, instalación de quioscos y cajeros automáticos.

Además, han explicado que aunque el concejal de Hacienda insistió en que se trataba de una medida "para todos los ciudadanos", lo cierto es que sólo se podrán acoger aquellos contribuyentes que lo soliciten expresamente, cuya deuda tributaria anual sea superior a los 300 euros y que no tengan pagos pendientes con la administración municipal.

Por ello, el Grupo Municipal Socialista presentó siete enmiendas al texto, todas ellas rechazadas "sin debate alguno" con el voto mayoritario del Grupo Popular, de modo que el PSOE las presentará de nuevo en el periodo de alegaciones.

Plazo abierto

Entre las alegaciones, el concejal socialista Pedro Herrero destaca que se deje abierto el plazo de adhesión al servicio desde el 1 de enero hasta el 1 de diciembre, en lugar de limitarlo al mes de noviembre, para facilitar la gestión a los ciudadanos.

Otra de las propuestas de los socialistas es eliminar la condición de que los impuestos a pagar sumen una cantidad superior a 300 euros, puesto que ello discrimina a los pequeños contribuyentes.

Herrero señala que podría producirse el caso de dos vallisoletanos que deban pagar 720 euros y 295 respectivamente sólo de IBI y el IVTM y, mientras el primero podría acogerse a la Cuenta Tributaria, el segundo no, resultando que entre enero y mayo ambos pagarían la misma cantidad de impuestos al Ayuntamiento, el primero cómodamente, con cuotas mensuales de 60 euros, y el segundo en dos cuantiosos pagos, en lugar de hacerlo con una cuota mensual de 25.

Con esa limitación económica, afirma Herrero, el Ayuntamiento da a entender que "no le resulta rentable tramitar recibos mensuales de menos de 25 euros, cuando paradójicamente, en la actualidad permite que los recibos fraccionados del pago del IBI sean como mínimo hasta de seis".

El Grupo Socialista apuesta también por una Cuenta Tributaria que facilite las gestiones y ahorre tiempo y trámites, que dé respuesta a lo que por definición se entiende que debe ser "un sistema de compensación de deudas que permita al contribuyente pagar lo que debe y recibir lo que se le ha cobrado indebidamente o reintegrar los importes de aquellas deudas que la administración municipal mantenga con la persona o la empresa en cuestión". La propuesta del equipo de gobierno sólo contempla el pago del contribuyente, ha añadido el PSOE.

Finalmente, el Grupo Municipal Socialista ha reprochado al concejal de Hacienda el hecho de que hubiera anunciado hace un mes la puesta en marcha de esta herramienta ante los medios de comunicación cuando esa decisión corresponde precisamente al Pleno.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.