La nueva línea 648, que contará con 11 paradas y pasará por los municipios de Ripollet y Cerdanyola del Vallès, hará 16 viajes de ida y vuelta (de lunes a viernes) y tendrá una frecuencia de paso de una hora, entre las 6 de la mañana y las 10 de la noche. El servicio tendrá las ventajas del sistema de integración tarifaria como la conexión con la Renfe y los FFGG.