La Dirección General de Tráfico (DGT), en colaboración con la Concejalía de Tráfico y Transportes del Ayuntamiento de Murcia, ha iniciado una campaña para concienciar a los murcianos del cuidado de las señales de tráfico.

El concejal de Tráfico y Transportes, Javier Iniesta, ha señalado que "cada año se reparan más de 500" panales de tráfico, muchos de ellos "dañados por actos vandálicos". Así, el edil ha insistido que "supone un gasto innecesario que sale del bolsillo de todos los ciudadanos, además de representar un peligro para la seguridad vial".

El lema que encabeza la campaña es 'Esto no es buena señal. Ayúdanos a cuidar lo que es de todos'. Con ello, la DGT pretende llamar la atención de los ciudadanos para que cuiden y respeten las señales que son, según ha indicado el concejal, "muy importantes para la normal circulación de la vía pública".

En total, la "instalación, conservación y mantenimiento" de estas señales supone un gasto de 617.000 euros al años. De esta cantidad, el 25 por ciento se destina a reparar y a reponer aquellas que han sido destruidas mediante actos vandálicos.

El deterioro de estas señales cuesta a las arcas municiapales "unos 160.000 euros al año" en reponer postes, indicadores, letreros, espejos y rótulos, entre otros", ha indicado el concejal.

Los daños más usuales suelen sen la rotura de espejos y de hitos de PVC por malas maniobras y los robos y las pintadas. "Hay quienes se llevan las señales de tráfico para luego venderlas como chatarra", ha advertido Iniesta.

Desde la concejalía piden la colaboración de los ciudadanos para evitar estás malos hábitos. Para ello, han habilitado una cuenta de correo electrónico, 'ayudanosacuidarloqueesdetodos@ayto-murcia.es', para que los usuarios envíen ideas, sugerencias o incluso alguna infracción.

"Más que recibir denuncias, lo que buscamos de los ciudadanos es que colaboren con nosotros, que nos aporten ideas, sugerencias, ya que es una campaña que va en positivo", ha indicado el edil.

El coste de las señales

El coste que supone la reparación de uno de estos paneles varía entre los 50 euros -un hito de PVC- y los 288 euros -un poste de aluminio de 60x90 centímetros-. En concreto, la reposición de una señal de aluminio suma 116,53 euros, un espejo con poste 141,95 euros y un espejo sin poste 94,56 euros.

La campaña "no supone ningún gasto para el Ayuntamiento de Murcia", ya que está subvencionada por al empresa Trintón, actual encargada de la reparación de dichos paneles.

La publicidad de esta iniciativa se hará mediante carteles ilustrados con fotos de actos vandálicos contra las señales y con los lemas 'Esto no es buena señal. Ayúdanos a cuidar lo que es de todos'.

Asimismo, en los periódicos se publicarán anuncios que emularan los pasatiempos, como el de encuentra las siete diferencias. Igualmente, lanzarán cuñas publicitarias por la radio.

Consulta aquí más noticias de Murcia.