El Observatorio Astronómico de Cantabria (OAC) se reabrirá en la segunda quincena de julio durante seis meses y cobrará una entrada simbólica de un euro.

Este recurso ha dejado de depender de MARE y lo hace directamente de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo y de la Universidad de Cantabria (UC), en virtud del acuerdo que han suscrito este jueves sus titulares, Javier Fernández y el rector José Carlos Gómez Sal.

Cada una de estas instituciones aportará 25.000 euros para el funcionamiento del OAC durante seis meses aunque el objetivo de ambas es mantenerlo abierto todo el año. En concreto, que para verano de 2013 su actividad sea continuada en el tiempo.

El Observatorio se cerró a principios de año porque suponía un "coste excesivo" para MARE, y su reapertura ha sido posible al prescindir de gastos "accesorios". Así, se ha producido un ahorro en materia de seguridad —no habrá "amplios costes" de este tipo de personal— y lo habrá de gastos corrientes, además de que las nuevas tarifas contribuirán a su mantenimiento.

En este sentido y a preguntas de la prensa, el consejero ha anunciado que se ha aprobado el cobro de tarifas que no serán "disuasorias en ningún caso" sino "muy asequibles, de un euro", con la intención de que contribuyan a la valoración y mantenimiento de esta instalación.

Por lo que se refiere al personal del OAC, seguirá siendo "prácticamente el mismo" desde el punto de vista científico, es decir, un director y dos profesores de apoyo vinculados a la UC. También se seguirá contando con la Asociación Astronómica.

Así lo han indicado en una rueda de prensa posterior a la firma del convenio el consejero de Medio Ambiente y el rector, quienes han destacado la importancia de este recurso tanto para que la sociedad de Cantabria tenga la oportunidad de "disfrutar" con la observación celeste como porque es un foco de atracción para Valderredible.

Fernández ha explicado que el OAC se creó vinculado a MARE con un "encaje artificial" para la empresa de residuos, que este año ha tenido que hacer una reestructuración de sus cuentas y un "esfuerzo de adaptación importante" que ha llevado a que prescinda de lo que "no es propio de su obligación" y que suponía un "coste excesivo".

Igualmente ha señalado que ahora "con mucho menos" dinero, el Observatorio no verá su función "mermada", con lo que se seguirá dedicando a la observación, análisis científico y divulgación.

Se trata de "prescindir de lo accesorio y mantener lo esencial", ha insistido, apuntando que los 50.000 euros aportados por Gobierno y UC servirán para evitar el cierre temporal de la instalación, que podría mantenerse con unos 100.000 euros anuales en lugar de los casi 200.000 que tenía de presupuesto con el anterior Ejecutivo. "Antes esta instalación era austera y ahora tiene que serlo un poco más", ha apostillado.

En este sentido, el rector ha hablado de un "convenio puente" que permite abrir el Observatorio en verano mientras se concreta el "estatus general del OAC en el futuro".

Al respecto, ha considerado que "tiene que mejorar" la facilidad de familias, grupos, colegios, etcétera, para poder visitar la instalación y que ésta se convierta en un "objetivo más" de los visitantes en verano.

Al hilo, ha matizado que la misión "fundamental" del OAC es la divulgación puesto que el Grupo de Astrofísica de la UC realiza sus observaciones "en los observatorios más importantes del mundo", ya que es reconocido a nivel mundial.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.