La abstención de los diputados socialistas ha evitado que el Parlamento de Extremadura haya aprobado este jueves una rebaja del 5 al 3 por ciento exigido a los partidos políticos para lograr representación parlamentaria en la comunidad.

La iniciativa, que consistía en una propuesta de modificación de la Ley Electoral de Extremadura para rebajar dicho umbral, había sido formulada por tres diputados de IU-Verdes-SIEX junto a dos de Coalición Extremeña PREX-CREX y uno de Extremadura Unida (estas dos últimas formaciones regionalistas), y requería para su aprobación una mayoría de tres quintas partes de la cámara en la votación.

Así, y después de que la votación se haya realizado mediante llamamiento de los diputados uno por uno, la propuesta ha logrado 36 votos a favor, ninguno en contra y 28 abstenciones, por lo que no se han logrado los 39 apoyos que requería la iniciativa para su aprobación.

Cabe destacar que todos los diputados del PP han votado a favor de la iniciativa (incluido el diputado de Extremadura Unida que se integra dentro de dicho grupo), al igual que los tres diputados de IU y los dos regionalistas de PREX-CREX (que se integran dentro del Grupo Socialista en tanto que socios electorales).

PROPUESTA

En concreto, la propuesta planteaba la modificación de la letra a) del punto 1 del artículo 19 de la Ley de Elecciones a la Asamblea de Extremadura, de tal forma que "para que una candidatura sea tenida en cuenta deberá obtener, al menos, el 3 por ciento de los votos válidos emitidos en la circunscripción en que concurra".

No obstante, planteaba que si una candidatura que se presentara en las dos circunscripciones no lograra dicho porcentaje en cada una, "será tenida en cuenta para la atribución de escaños siempre que el total de los votos válidos conseguidos por ambas candidaturas sea igual o superior al 3 por ciento de la suma de los votos válidos emitidos en las dos circunscripciones".

INTERVENCIONES

En defensa de la iniciativa, el diputado de IU-Verdes-SIEX Pedro Escobar ha criticado la actual Ley Electoral en cuanto al reparto de escaños que propicia. "Hay enormes disfunciones que llaman la atención y que a veces resultan hasta escandalosas", ha aseverado.

Escobar ha apostado por un reparto "en el mejor de los casos, matemáticamente puro", y ha insistido en que su formación "no" renuncia a que "algún día el filtro sea cero", para que los ciudadanos "sientan que su voto puede ser tan útil como el de otro aunque no sea mayoritario".

Según ha dicho, actualmente "se favorece la tendencia al voto útil" y "se consagra el bipartidismo", por lo que propone una "modificación puntual" de la Ley Electoral para bajar el tope del 5 al 3 por ciento para las fuerzas "en cada circunscripción que concurran", algo que "es perfectamente aceptable".

A su vez, otro de los firmantes de la iniciativa, y en representación de la regionalista PREX-CREX (integrada dentro del Grupo Socialista), Damián Beneyto, ha considerado "fundamental" la modificación de la ley electoral porque "no perjudica a nadie" y "beneficia para tener un parlamento más plural".

"Oponerse a esta modificación no es bueno ni siquiera para los partidos mayoritarios porque una asamblea bicolor deja a muchos ciudadanos sin representación", ha dicho Beneyto.

Por su parte, en representación de la regionalista Extremadura Unida (integrado dentro del Grupo Popular), Juan Pedro Domínguez, ha insistido en que "es necesario" acometer una modificación en la ley electoral que "beneficia a los grandes y perjudica a los chicos" al establecer un "umbral muy alto" para lograr representación parlamentaria.

Con el tope actual, según ha dicho, "de forma aviesa se pretende cercenar la proporcionalidad e invitar a los electores a que voten a los (partidos) grandes".

Fijación de posiciones

En el turno de fijación de posiciones de los grupos, por IU-Verdes-SIEX, Pedro Escobar ha insistido en que el tope nacional para el reparto de votos se sitúa en el 3 por ciento, así como que únicamente en una minoría de comunidades dicho umbral se mantiene aún en el 5 por ciento.

Ha aclarado asimismo que con "ninguno" de los dos grupos mayoritarios (PP y PSOE) ha existido "interlocución" antes del debate de la iniciativa porque ya existían representantes de ambos grupos entre los firmantes de la propuesta. "Podemos democratizar la democracia en Extremadura", ha insistido.

Abstención del psoe

En representación del Grupo Socialista, la diputada María Ascensión Murillo ha considerado "legítimo" el "interés" de las fuerzas minoritarias por rebajar el tope exigido para lograr representación parlamentaria, aunque ha defendido la abstención de su grupo con el argumento de que "no es el momento" de abordar la cuestión sino que "es el tiempo de los ciudadanos" y sus peticiones actuales, ha dicho, con motivo de la crisis.

Ha pedido así que se retire la propuesta y que en una mesa de trabajo se alcance un "consenso" para que cuando se aborde de nuevo la cuestión "se haga algo concreto, razonable".

"Lo que nos están pidiendo los ciudadanos son que le devolvamos su salud, que les garanticemos una educación de calidad frente a decisiones políticas que deterioran el sistema y que auguran un futuro muy negro y con pocas oportunidades para todos", ha dicho Murillo, quien ha insistido en que los ciudadanos "lo que están diciendo es que no se pierda de vista a los más desprotegidos, a aquellos que lo están pasando peor".

"De eso se trata, no de hablar de una cuestión que tendrá repercusión dentro de tres años", ha subrayado la diputada socialista, quien ha insistido en que "no es el momento" de abordar la propuesta.

"Nos abstenemos por el tiempo y por las formas", ha añadido, y se ha preguntado "cómo es posible que para la reforma de la Ley Electoral no haya habido ni una sola aproximación al Grupo Socialista para modificar esta ley".

Además, ha enmarcado en congresos que tienen algunas formaciones tras el verano, en alusión a IU, la propuesta. "Son objetivos respetabilísimos" pero "no es el tiempo de los partidos sino que es el tiempo de los ciudadanos", ha reiterado Murillo.

A su vez, en representación del Grupo Popular, el diputado Juan Pedro Domínguez ha lamentado que la abstención impida la aprobación de la modificación legislativa, y ha criticado la "perplejidad" por la "actitud" del líder socialista, Guillermo Fernández Vara, "quien siempre ha sido un hombre dialogante". Ha añadido al respecto que el PSOE "ha dejado en la estacada" al PREX-CREX, socio electoral de los socialistas.

Turnos finales

Para concluir el debate, el regionalista Damián Beneyto (PREX-CREX) ha mostrado su "sorpresa" por que el PSOE se oponga a la iniciativa, y ha añadido que "abstenerse es como decir que no".

Tras pedir en cuatro ocasiones al PSOE que "reconsidere" su postura de abstenerse, ha añadido que "en estos tiempos hay que tener cuidado con la soledad". "La modificación de la ley es buena para los extremeños, la democracia y no entendemos que pueda ser mala para el PSOE", ha concluido.

Finalmente, Pedro Escobar (IU-Verdes-SIEX) ha criticado al PSOE por considerarse, ha dicho, "los únicos intérpretes de lo que es interés general", y ha afirmado que con su abstención los socialistas "se equivocan".

"La ley que proponemos es una vacuna contra las mayorías absolutas, contra todas", ha insistido Escobar, quien se ha preguntado "de qué tiene miedo" el PSOE con su abstención. "¿De verdad que somos nosotros (IU) los que estamos pensando en otro escenario?", se ha preguntado en alusión a que los socialistas podrían estar pensando en la formulación de una moción de censura sobre el Gobierno regional del PP.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.