El Juzgado de Menores de Soria ha condenado a dieciocho meses de libertad vigilada, con tratamiento terapéutico como norma de conducta, al menor de 14 años que en junio de 2011 provocó un incendio en una peña de Vinuesa tras prender fuego a un tapón de una garrafa de gasolina que explotó, lo que ocasionó la muerte de otro menor.

En su sentencia, contra la que cabe recurso ante la Audiencia de Soria, el juzgador considera al menor autor de un delito de homicidio por imprudencia y, además de la referida pena que será controlada por una Unidad de Ejecución —no ingresará en un centro—, establece el pago de indemnizaciones de 4.736 euros por los daños ocasionados en el inmueble, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Los hechos se produjeron en torno a la una de la madrugada del 27 de junio de 2011 cuando un grupo de menores de unos 14 años preparaba la fiesta del día de los jóvenes. El ahora condenado, vecino de Madrid y vinculado al municipio, prendió fuego a un tapón de gasolina, lo que provocó una inmediata explosión que dejó calcinado el terrizo.

En los primeros momentos se pensó que el joven fallecido había huido de la peña como el resto de sus amigos, pero horas después se constató que había quedado atrapado en el fondo del local.

Más tarde la Guardia Civil detuvo al condenado, de 14 años, después de que confesara que había prendido fuego a un bidón de gasolina.

Consulta aquí más noticias de Soria.