La Ertzaintza ha detenido el pasado miércoles en Irun a un varón acusado de robar en una vivienda unifamiliar del barrio Ventas de esta localidad guipuzcoana, a la que accedió forzando una ventana. El robo se produjo después de que el arrestado no regresara a prisión tras disfrutar de un permiso penitenciario, según ha informado el departamento vasco de Interior.

Los hechos sucedieron sobre las doce del mediodía en una vivienda del barrio Ventas. La irrupción de personas en la finca alertó a varios recursos de la Ertzaintza que se trasladaron al lugar. Una patrulla realizó una inspección del exterior de la casa unifamiliar comprobando que había una escalera apoyada en su fachada. Mientras, otra patrulla accedió al recinto que bordea la vivienda y sorprendió a un individuo escondido detrás de unos setos.

Tras identificar al sospechoso, que portaba un cuchillo de monte en uno de sus bolsillos, los agentes procedieron a su arresto, ya que una de las ventanas del inmueble había sido forzada y en el interior de la vivienda se encontraban revueltas varias dependencias.

Posteriormente, los agentes comprobaron que varias joyas habían sido robadas del interior. Los ertzainas procedieron al arresto del individuo, de 59 años de edad, por un delito de robo.

Se da la circunstancia que en el momento de su detención el arrestado había violado un permiso penitenciario que le obligaba a regresar a la prisión de Martutene el día anterior, ya que en la actualidad se encuentra cumpliendo condena. Una vez realizadas las correspondientes diligencias el detenido fue trasladado a prisión.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.