El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, ha descartado este jueves que haya atrapados "ni dentro ni fuera" en el derrumbe de una casa en la calle Cavallers de Tarragona, cuyos escombros también han afectado a la vía.

"Los dos equipos de perros que han hecho el registro y la máquina que detecta la temperatura y el movimiento parece que descartan que haya víctimas. Es una buena noticia", ha afirmado en declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press.

Ha detallado que la vía es la calle de las antiguas casas nobles, y ha explicado que el miércoles por la mañana murió el inquilino de la casa derrumbada —que en la parte baja tenía un almacén de anticuario—.

Ballesteros ha explicado que en 2008, en el Plan especial integral de la Part Alta, el Ayuntamiento realizó un censo de 911 propiedades, y señalaron aquellas que externamente tenían elementos que podrían dar algún problema avisando a los propietarios: "En algunas casas ya se han pedido ayudas para rehabilitar elementos, en otras no se ha hecho".

Ha lanzado un aviso a los propietarios de inmuebles en cascos antiguos, y ha afirmado que "no todo el parque está mal, pero que hay un porcentaje que, por el tiempo y las lluvias, está bastante deteriorado".

Consulta aquí más noticias de Tarragona.