La Asociación Ferrmed calcula que la inclusión en el Corredor del Ferroviario del Mediterráneo de la conexión por tren de Andalucía con Murcia, pasando por Baza y el Valle del Almanzora, y del ramal del litoral granadino tendría una rentabilidad anual de 667 millones de euros y ahorraría 152.000 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera al año.

Así lo ha manifestado este miércoles el secretario general de Ferrmed, Joan Amorós, en la presentación del documento en Baza (Granada) sobre las consecuencias socioeconómicas de esta red de altas prestaciones para el transporte de mercancías y pasajeros. Según las estimaciones de Ferrmed, la inclusión de estas dos líneas tendría un coste de 10.800 millones de euros que se amortizarían en 15,8 años.

Estas han sido las grandes cifras que se han expuesto en la cita de Baza, que también ha servido para poner negro sobre blanco las posiciones de las administraciones en lo relativo al ramal Guadix-Baza-Lorca. Todos los invitados han coincidido en la necesidad de reabrir esta línea cerrada desde 1985, como elemento imprescindible para el desarrollo social, económico y empresarial de un territorio compuesto por las comarcas de Guadix, Baza, Huéscar, Pozo Alcón, Valle del Almanzora y de los Vélez y Lorca.

En este sentido han manifestado su apoyo las Confederaciones de Empresarios y las Cámaras de Comercio de Almería y de Granada, la asociación de Empresarios del Mármol, las centrales sindicales de UGT y CCOO en Granada, la Junta de Andalucía, representada por su delegada en Granada, María José Sánchez, y la Diputación, en su portavoz, José Torrente. A ellos se han sumado cerca de una veintena de alcaldes de las provincias granadina, almeriense y jiennense.

Amorós ha vuelto a incidir en que el ramal de Baza con Murcia ahorra 86,4 kilómetros, al ser la conexión directa entre Granada y Murcia, lo que en términos de transporte de mercancías se traduce en una ventaja competitiva para los productos y para los territorios atravesados por el ferrocarril.

El estudio encargado por Ferrmed plantea la necesidad de generar una nueva conexión entre Guadix y Almendricos que discurriría en parte por la línea desmantelada y construyendo 3 estaciones intermedias en Baza, Purchena-Macael y Huércal-Overa. Sería un tramo de algo más de 152 kilómetros, lo que supone un coste de unos 7,1 millones de euros el kilómetro, con una media de rampas que no superaría el 15 por mil, compuesto por un total de 4 túneles y 14 viaductos.

"La conexión por tren de Andalucía con el Levante, pasando por el Valle del Almanzora, es vital para nuestras comarcas, puede suponer la diferencia entre el desarrollo económico, que puede elevar el nivel de vida de nuestros ciudadanos, generar empleo y mejorar su día a día, o quedarnos fuera de él. Ésta puede ser la última oportunidad de coger el tren del desarrollo y por todo ello es absolutamente necesario que todos nos mostremos de nuevo unidos en esta reivindicación que tiene todas las ventajas técnicas y se perfila como la mejor para los empresarios y los pasajeros" ha manifestado el alcalde de Baza, Pedro Fernández.

Consulta aquí más noticias de Granada.