Fredrik Reinfeldt, nuevo primer ministro sueco.
Fredrik Reinfeldt, nuevo primer ministro sueco. (EFE)

El líder del Partido Moderado (conservador), Fredrik Reinfeldt, proclamó el triunfo de la Alianza de centro-derecha en las elecciones legislativas celebradas en Suecia.

La Alianza de centro-derecha,aventaja al bloque de izquierda del primer ministro socialdemócrata Goran Persson por 1,9 puntos en las elecciones legislativas suecas, cuando se han contabilizado el 99 % de los votos.

Ni puedo ni debo dirigir ese trabajo después de un liderazgo tan largo y con casi 60 años, serán otros los que lo hagan (Persson, candidato socialdemócrata)

La oposición obtiene el
48,1 % de los votos frente al 46,2 % del bloque de izquierda, según datos facilitados por las autoridades electorales suecas.

Primeras reacciones

"Nos presentamos a las elecciones como los nuevos moderados, hemos ganado las elecciones como los nuevos moderados y vamos a gobernar Suecia con nuestros amigos de la Alianza como los nuevos moderados", resaltó el futuro primer ministro en la sede central de su partido en Estocolmo.

Reinfeldt destacó también que los conservadores se habían atrevido a "retarse" a sí mismos, a reconocer sus fallos y a desarrollar una alternativa de gobierno, y que esa línea debía continuar en el futuro.

"Hemos conseguido el mejor resultado de un partido de centro-derecha en los tiempos modernos y el mayor avance de un partido en la historia de Suecia", exclamó Reinfeldt.

Por su parte, Persson declaró ante los aplausos de sus compañeros socialdemócratas que una nueva generación debía asumir la dirección y buscar la victoria en 2010.

"Ni puedo ni debo dirigir ese trabajo después de un liderazgo tan largo y con casi 60 años, serán otros los que lo hagan", afirmó Persson, quien asumió el puesto de líder del partido y de primer ministro en 1996, tras la dimisión del también socialdemócrata Ingvar Carlsson.

Persson negó que hubiera habido errores en la campaña, sólo el no haber reaccionado antes, y señaló que con una semana más de la coalición de izquierda hubiera ganado los comicios.

Además, hizo una defensa a ultranza de la política socialdemócrata y apeló a protagonizar una "fuerte" oposición al cambio de sistema que, según él, pretende implantar la Alianza.

La diferencia entre ambos bloques es sensiblemente menor a la apuntada por los primeros sondeos
La diferencia entre ambos bloques es sensiblemente menor a la apuntada por los primeros sondeos electorales difundidos tras el cierre de los colegios electorales, a las 18.00 GMT, que apuntaban a un triunfo de la oposición por 4,1 puntos, en el canal público SVT, y por 1,9, en el canal privado TV4.
La derecha, favorita

La Alianza por Suecia, que por primera vez en la historia agrupa a los cuatro partidos de centro-derecha, llegó a los comicios como favorita frente al bloque de izquierda encabezado por el Partido Socialdemócrata, que gobierna desde 1994.

La oposición dominó la campaña con su acercamiento a las posiciones socialdemócratas y los ataques a la política laboral del Gobierno, que no ha sabido aprovechar los buenos resultados de la economía sueca y el peso histórico del Partido Socialdemócrata.

Partido Centrista obtiene el 7,9, el Partido Demócrata Cristiano el 6,6 y el Liberal el 7,5.

65 años de gobierno casi ininterrumpido

Los socialdemócratas han gobernado en Suecia 65 de los últimos 74 años
L os socialdemócratas, que han gobernado 65 de los últimos 74 años, llevan en el poder desde 1994.

El secretario general del Partido Moderado, Sven Otto Littorin, declaró al conocer los resultados de las encuestas que se sentía "orgulloso", aunque instó a esperar a que se conocieran los datos oficiales, y achacó el hipotético triunfo a que se había presentado una "clara alternativa de gobierno".

La ministra de Medio Ambiente, Mona Sahlin, confesó que el resultado previsto era "duro" y aplazó otros comentarios hasta después de finalizado el recuento.