El letal sombrero-guillotina de Oddjob, guardaespladas y matón de Auric Goldfinger; las mandíbulas no menos mortíferas de Tiburón; los gatos persa que acariciaba el perverso Ernst Stavro Blofeld, líder de Spectre; el primer traje con que 007 apareció en una pantalla de cine; las maquetas de su coche-anfibio; los storyboards de todas las películas que ha protagonizado; las muchas mujeres que le acosaron y fueron acosadas por él; el bikini blanco de Ursula Andress saliendo del mar como la primera —y posiblemente la más sensual— de las chicas Bond...

Una inmersión total en el mundo del espía más famoso del siglo XX será posible a partir del viernes 6 de julio en el Centro Barbican de Londres, que inaugura la exposición Designing 007: Fifty Years of Bond Style (Diseñando a 007: cincuenta años del estilo Bond), la más completa nunca antes organizada en torno al héroe de ficción creado por el escritor Ian Fleming (1908-1964).

Una venerada figura pop

El medio siglo de la primera película protagonizada por James Bond, Agente 007 contra el Dr. No (Terence Young, 1962) y el clima de euforia nacional del Reino Unido por los Juegos Olímpicos, son la excusa perfecta para celebrar al más british de los agentes secretos con una muestra que pretende desvelar por primera vez todos los secretos del personaje, una de las figuras pop más veneradas de la segunda mitad del siglo XX.

La exposición es una experiencia multisensorial sobre el mundo de 007 La exposición del Barbican promete cumplir con la promesa de ser una "experiencia multisensorial" sobre el mundo nostálgico y naíf del espía. Cuenta para ello con una inédita ventaja: la colaboración de la empresa EON, productora de las 23 películas protagonizadas hasta ahora por Bond y subsidiaria de Danjaq, el holding propietario de la franquicia de explotación comercial del personaje.

400 objetos

La productora ha abierto sus almacenes y archivos para que el Barbican contase con todos los elementos utilizados en la construcción del personaje y su ambiente. Entre los 400 objetos que integran la exposición están desde las armas utilizadas por los actores que han encarnado a Bond —Sean Connery, George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig— hasta el mítico Aston Martin DB5 de 1964 que se asocia inevitabitablemente con el agente secreto. Hay también una gran cantidad de fotos de los rodajes.

El bar del museo, para estar a tono con el evento, servirá cócteles de "estilo Bond", entre ellos el martini "agitado, no mezclado" favorito de 007. La exposición estará en cartel hasta el 5 de septiembre.