El primer ministro británico, David Cameron, aseguró este martes que su Gobierno estudiaría una posible restricción de la entrada de emigración de países en crisis en caso de "tensiones extraordinarias" por una ruptura de la zona del euro.

La posición legal es que se podrían restringir los flujos migratoriosAnte una comisión de enlace del Parlamento británico, Cameron mencionó expresamente a Grecia y recalcó que, aunque espera que eso no suceda, el Ejecutivo británico tiene planes de contingencia y hará "lo que tenga que hacer" para proteger al Reino Unido si la situación empeora.

"Creo que la posición legal es que, si hay tensiones extraordinarias, será posible tomar medidas para restringir los flujos migratorios, pero obviamente esperamos que no suceda", indicó el primer ministro al ser preguntado por el riesgo de que el Reino Unido se convierta en un refugio para emigrantes de países que salgan del euro.

"Estaría dispuesto a hacer todo lo que sea necesario para garantizar la seguridad de nuestro país, para que nuestro sistema bancario siga siendo fuerte y para mantener nuestra economía robusta", apuntó el líder conservador.

Salvaguardas ante la unión bancaria

Ante la comisión parlamentaria Cameron expuso la posición de su Gobierno frente a los cambios que se debaten en la Unión Europea (UE) y, además de referirse a la emigración, apoyó la unión bancaria en la zona euro que están en vías de aprobar los líderes continentales tras la última cumbre de jefes de Estado.

Según Cameron, esta unión no conllevaría cambios significativos para el Reino Unido: "Si los 17 países de la eurozona crean una unión bancaria para ellos -lo que, francamente, creo que deben hacer con una unión monetaria- y nosotros podemos introducir las salvaguardas adecuadas, ello no significaría un cambio fundamental para nosotros". Una de estas salvaguardas sería proteger la City o distrito financiero de Londres, donde rige una legislación propia y que está considerada un paraíso fiscal.

Referéndum sobre la UE

Cameron está bajo presión dentro del Partido Conservador para convocar un referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la UE. En un artículo publicado el pasado fin de semana, se mostró en principio partidario de esa consulta, pero cuando sea "el momento adecuado", e instó a sus correligionarios a tener "paciencia táctica y estratégica" para ver cómo evolucionan las negociaciones en Europa.

Convocará el referéndum sobre la pertenencia a la UE cuando llegue "el momento adecuado"Ante las peticiones de referéndum, principalmente por parte de los euroescépticos en su partido, Cameron instó a ser pacientes ya que "es difícil saber en qué dirección avanzará la eurozona", dado que los países miembros "tienen que tomar decisiones muy difíciles sobre partes de su soberanía que cederán y áreas de su democracia que restringirán".

Este martes, el líder conservador añadió que, en su opinión, la relación de Londres con Bruselas "no es aceptable" y expresó su intención de recuperar competencias para el Reino Unido.