El 70 por ciento de los comerciantes minoristas de Mallorca ha considerado que sus ventas durante la primera jornada de rebajas de este verano ha empeorado en relación a las que tuvieron durante el primer día de la campaña del 2011, mientras que el 30 por ciento restante ha opinado que éstas se mantienen igual.

Según ha informado Pimeco en un comunicado, la primera mañana de rebajas se ha comportado "como se esperaba y ha respondido a la atonía generalizada en la que se encuentra el comercio minorista, ocasionada por la escasa disponibilidad y capacidad de compra de los consumidores, que se ha manifestado durante lo que va de año y que ya se puso de manifiesto durante la pasada campaña de rebajas de invierno".

La patronal del comercio, que ha realizado una encuesta entre los comerciantes minoristas de la isla con el fin de conocer cómo valoran el inicio de la campaña de rebajas de verano, ha preguntado también sobre la afluencia de clientes.

En este sentido, cabe señalar que ninguno de los encuestados ha percibido un incremento de potenciales compradores respecto a la misma jornada de las rebajas de verano del 2011, mientras que un 40 por ciento ha recibido una afluencia similar y un 60 por ciento dice haber tenido menos clientes.

Finalmente, en relación al tipo de descuento ofrecido el primer día de rebajas en comparación a 2011, el 30 por ciento de los comerciantes ha manifestado que este año ha aplicado mayores descuentos a sus productos, mientras que un 65 por ciento dice que ha mantenido las rebajas del año pasado y un 5 por ciento asegura que las ha reducido.