Fernando de Rosa
El presidente en funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando de Rosa, en el centro de la imagen. Sergio Barrenechea / EFE

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobará este jueves, previsiblemente por unanimidad, un "plan de austeridad y transparencia" en la primera reunión del pleno que se celebra tras la dimisión el pasado jueves del hasta ahora presidente Carlos Dívar a raíz del escándalo por los gastos de sus viajes.

A pesar de que su renuncia aún no se ha hecho efectiva, Dívar no asistirá al pleno y será el vicepresidente Fernando de Rosa quien ejerza la presidencia.

La iniciativa de elaborar este plan —redactado conjuntamente por las Comisiones de Estudios y Presupuestaria del CGPJ—surgió ante el "clima de recelo y desconfianza" sobre la gestión de los recursos que el Estado destina al Consejo al estallar la polémica de los gastos de Dívar en sus viajes en fin de semana.

Margarita Robles quiere que cada vocal haga públicos sus gastos

Según los vocales consultados por Efe, el plan será aprobado por unanimidad, porque con él se pretende recuperar parte de la credibilidad perdida por el escándalo, ya que se obligará a justificar el motivo de los desplazamientos.

En la reunión de este viernes, la vocal Margarita Robles podría también plantear a sus compañeros la idoneidad de que cada vocal haga públicos sus gastos, aunque no tiene intención de someterlo a votación porque "es una decisión que tiene que tomar cada uno".

Con la aprobación del plan se actualizará el reglamento del Consejo, que data de 1996, y que no exigía a los miembros del órgano de gobierno de los jueces que detallaran el motivo de sus viajes.

Ahora se prevé que se detalle "la actividad concreta" a la que acudan el presidente, los vocales y el secretario general del Consejo, quienes además deberán identificar a los invitados a cualquier acto que se realice "por cuenta" de este órgano con la "única excepción" de las "reuniones o eventos reservados".

También contempla, entre otros aspectos, que los vocales viajen en clase turista y a hoteles de no más de 102,56 euros por noche y que los vocales no puedan alargar sus viajes más de un día por delante y por detrás de la fecha en la que se celebre la actividad en la que van a participar.