Rafael Vera (Efe / Archivo)
Rafael Vera (Efe / Archivo) Efe/Archivo

El fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Valladolid, Luis María Delgado, ha decidido no recurrir la concesión del tercer grado penitenciario (régimen abierto) al ex secretario de Estado de Seguridad Rafael Vera, al entender que la misma cumple los requisitos que marca la ley.

La concesión permitirá a Vera vivir fuera de prisión y estar controlado por un sistema telemático
Fuentes del Ministerio Público informaron  de esa decisión que permitirá a Vera, condenado por malversación de caudales públicos en el caso de los fondos reservados, vivir fuera de prisión y estar controlado por un sistema telemático.

La Fiscalía ha optado por no recurrir la concesión de este régimen penitenciario después de analizar, entre otras cuestiones, si el valor de los inmuebles que le fueron incautados cubre la responsabilidad civil que estableció la sentencia.

En concreto, la Fiscalía vallisoletana ha examinado los datos de tasación de las dos fincas embargadas a Vera, "La Berzosilla", en Torrelodones (Madrid) y "El Relumbrar", en Albacete, dos propiedades sobre las que la sentencia condenatoria estableció su venta y la aplicación del precio al pago de responsabilidades civiles.

Las responsabilidades civiles, cubiertas

Según explicó la Fiscalía General del Estado en una nota de prensa, la Fiscalía considera ajustada a derecho la concesión del régimen abierto al encontrarse cubiertas las responsabilidades civiles derivadas del delito y, específicamente, las cantidades de dinero público de las que Vera se apropió.

Vera cumplía una condena de siete años por malversación de fondos reservados
Vera disfruta del régimen abierto desde el pasado 14 de agosto en la prisión de Segovia, donde cumplía una condena de 7 años por malversación de fondos reservados impuesta en 2005.

La concesión se produjo después de que la Dirección General de Instituciones Penitenciarias informase favorablemente a la solicitud de la Junta de Tratamiento del centro penitenciario de Segovia.

Vera ingresó en prisión el 16 de febrero de 2005 para cumplir dicha condena y ha permanecido solo en un módulo, aislado del resto de los internos, en razón a su cargo ocupado en Interior.

La Junta de Tratamiento adoptó dicha decisión tras valorar informes médicos, psicológicos y psiquiátricos y considerar que el hecho de que Rafael Vera esté solo le ha sumido en una fuerte depresión.

La Audiencia Provincial de Madrid autorizó el pasado 7 de junio que Vera pudiera salir de prisión de sábado a jueves, llevando puesta una pulsera de control.

En un auto, la Audiencia estimaba un recurso de Vera contra la decisión de un juez de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid, que el pasado 24 de marzo le denegó la ampliación del tiempo que el penado pasaba fuera de la cárcel.

 

Vera disfrutaba de salidas de 32 horas semanales debido a sus circunstancias psicológicas
La Audiencia de Madrid destacó, en su auto, que "la evolución del interno ha sido positiva y se ha puesto de manifiesto en una buena conducta global", por lo que "no hay razón para no concluir que el penado puede merecer un mayor acercamiento a lo que sería el contenido material del tercer grado".

 

Vera disfrutaba desde agosto del año pasado de salidas de 32 horas semanales, repartidas en ocho horas cuatro días, de lunes a jueves, debido a sus especiales circunstancias psicológicas, derivadas de la situación de aislamiento total que tiene en prisión.