Esperanza Aguirre
La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, interviene al inicio de la reunión que mantuvo con ejecutivos de Las Vegas Sands. Sergio Barrenechea / EFE

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha asegurado este miércoles que la prohibición de fumar "evidentemente se cambiará" para favorecer la inversión del magnate Sheldon Adelson en España con su proyecto Eurovegas.

Antes de inaugurar unas jornadas sobre la ley de transparencia hipotecaria que entrará en vigor el próximo lunes, Aguirre ha respondido así al ser preguntada por las exigencias de Adelson para instalar Eurovegas en Madrid o Barcelona.

Madrid "por supuesto" que tiene "una oportunidad" para albergar el complejo de ocio, dice Esperanza Aguirre El 'número dos' de Adelson, Mike Leven, aseguró este martes que entre los motivos que podrían llevar a cancelar el proyecto está que no se llegue a un acuerdo con los gobiernos para hacer las modificaciones legislativas que su inversión requiere.

Preguntada sobre si habrá cambios en materias como, por ejemplo, la ley antitabaco para que se pueda fumar en los casinos, Aguirre ha asegurado que "evidentemente la prohibición de fumar se cambiará".

La presidenta regional se ha mostrado convencida, tras la visita ayer de los consejeros de Las Vegas Sands, de que Madrid "por supuesto" que tiene "una oportunidad" para albergar el complejo de ocio y casinos que se disputa con Barcelona.

Invertir en tiempos de crisis

Sobre todo, ha querido remarcar que los consejeros de Las Vegas Sands garantizaron que la crisis no les va a disuadir de llevar a cabo la inversión.

"Me dijeron que todas las inversiones que han hecho las han hecho en tiempos de crisis, porque para cuando está construido el complejo la crisis ha pasado", ha explicado.

Me dijeron que todas las inversiones que han hecho las han hecho en tiempos de crisis Y también le aseguraron, ha seguido explicando, que la decisión de invertir en España está tomada, independientemente de que sea Madrid o Barcelona. "Las dos noticias son muy positivas", ha continuado Aguirre.

Respecto a la necesidad de que el proyecto cuente con dos tercios de financiación para ponerlo en marcha, como explicó ayer Leven, ha dicho que es comprensible que "no lleven en el bolsillo sueltos 17.000 millones de dólares", algo que "dice mucho en favor de lo bien que administran su empresa".

"Los tendrán invertidos en otras cosas, y para eso están las entidades financieras, para financiar los proyectos que luego producen rentabilidad", ha dicho, tras asegurar que para ella el proyecto no ha perdido ningún atractivo.

Consulta aquí más noticias de Madrid.