La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional dictó ayer sentencia que, además, obliga al terrorista a pagar una indemnización de 66.036,20 euros en concepto de responsabilidad civil a la caja de ahorros, cantidad que coincide con el dinero que se llevaron él y un acompañante. Durante el atraco, Torralba amenazó con una pistola a tres empleados de la entidad y a otros dos clientes que estaban allí cuando se produjo el suceso.