Además, aseguró que bajarán las precipitaciones hasta cinco litros menos por metro cuadrado en los meses estivales. Según el colectivo, las centrales térmicas de Compostilla, Anllares, La Robla (León) y Velilla del Río Carrión (Palencia) «emiten cada año más de 15 millones de toneladas de CO2, el principal gas de efecto invernadero, a los que hay que sumar los cinco millones más que emitirán las centrales térmicas de ciclo combinado de Compostilla y Miranda de Ebro (Burgos), proyectadas para entrar en funcionamiento en 2008».