Los bomberos irán en 20 minutos al 86% de los pueblos cordobeses
El parque de El Granadal aún no se ha inaugurado (R. Serrano)
La provincia cordobesa contará en los próximos años con dos nuevos parques de bomberos, que se ubicarán en la zona de La Carlota y Rute, según define el Plan Director de Servicios de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento en Andalucía. Con esta medida, los bomberos pretenden llegar en 20 minutos al 86% de los pueblos cordobeses y núcleos de 1.000 habitantes, tal y como establece el citado informe, aprobado la semana pasada por el Consejo Andaluz del Fuego. Este plan destina 48 millones  para nuevos parques en Andalucía.

Los pueblos próximos a La Carlota y Rute, como La Guijarrosa e Iznájar, están cubiertos por los bomberos de Palma del Río y Lucena, que actualmente llegan a estos municipios en 33 y 40 minutos, respectivamente. La creación de los nuevos parques implica también más bomberos en la provincia, donde hay 246 entre los dos parques de la capital y los diez del Consorcio Provincial.

El representante sindical de CSI-CSIF, Juan Gallego, matizó que aún no se ha fijado la plantilla que hace falta «porque lo primero que hay que definir es qué tipo de instalaciones se van a crear». La normativa establece tres categorías, en función de la población a la que dan servicio, que es la que determina la plantilla y los medios materiales. Gallego indicó que «se ha limitado la zona geográfica de La Carlota y Rute, pero hay que ver si se crean en estos pueblos o en sus inmediaciones». La plantilla se planteará en función de la ratio de población que cubran. Las previsiones pasan porque estas instalaciones estén operativas en 2010. Andalucía pasará de los 103 parques actuales a 143 en los próximos años.

El final de los ‘polibombis’

El Parlamento andaluz recibirá en breve para su aprobación el decreto para regular la profesión de bombero, de forma que todos los que se dediquen a esta labor sean funcionarios. Este decreto acabará con los denominados polibombis, policías locales «que trabajan haciendo horas extra como bomberos», según critica el representante de CSI-CSIF, Juan Gallego.