Los vecinos de las 430 casas afectadas por las grietas deberán contactar con estas empresas, que realizarán los trabajos de reparación con cargo a las ayudas públicas destinadas para arreglar los desperfectos.