En el primer análisis sólo se detectaron 16,5 millones, pero en un segundo examen –donde se sumaron los gastos pendientes de aplicación por las listas de espera– se han descubierto pérdidas de hasta 209 millones. Por ello, el Consello ha propuesto que se adopten medidas para reducir las demoras, especialmente aquellas que superan los seis meses. Además, recomienda corregir las deficiencias en las instalaciones y equipos alimentarios de los hospitales Meixoeiro de Vigo, de O Barbanza y de Valdeorras. Por otra parte, el informe del Consello denuncia que el 20% de los ayuntamientos se demoran demasiado en rendir cuentas. Sólo el 44% lo hacen en plazo –antes del 15 de octubre.