Banco de España
Imagen de archivo de la sede del Banco de España. JORGE PARÍS

El Tesoro Público ha colocado este martes 3.077 millones de euros en letras a tres y seis meses con un interés marginal del 2,5% y del 3,369%, el más alto para una emisión de estas características desde el pasado mes de noviembre, cuando colocó deuda a estos plazos por encima del 5%.

A tres meses se han colocado 1.600,49 millones de euros con un interés marginal del 2,5%, que triplica el de la anterior subasta de este plazo (0,879%), y a seis meses se han adjudicado 1.477,21 millones al 3,369%, casi el doble de lo que el Tesoro tuvo que pagar en mayo (1,793%).

El importe adjudicado cubre de sobra el objetivo máximo de la emisión, que oscilaba entre 2.000 y 3.000 millones, y el ratio de cobertura, que es la proporción entre la demanda y el importe finalmente adjudicado, ha sido de 2,7 veces, pues las entidades han solicitado más de 8.300 millones de euros.

El hecho de que España tenga que pagar un interés mayor en las subastas del Tesoro está influenciado por la alta prima de riesgo —que mide la confianza de los inversores en España—, que a media mañana de este martes ronda los 520 puntos.

Petición formal del rescate y rebaja de Moody's

Esta es la primera subasta que se celebra tras la petición formal de ayuda por parte de España y después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya anunciado nuevas medidas "difíciles" en los próximos meses.     

De la misma forma, es la primera emisión tras la última rebaja de Moody's a 28 entidades españolas, que ha vuelto a provocar un recrudecimiento de las tensiones y ha hecho que la prima de riesgo superara los 520 puntos en la mañana de este martes.

Además, esta subasta se ha celebrado apenas dos días antes de que los líderes europeos se reúnan en Bruselas para abordar la integración bancaria, presupuestaria, financiera, política y de crecimiento.

Tal y como indica el equipo de estrategia de Self Bank, en el ánimo de los inversores había más motivos para el pesimismo que para el optimismo, ya que la oposición de Alemania a cualquier clase de "cortafuegos" para resolver los problemas europeos "está calando muy hondo".

No obstante, el repunte en la rentabilidad, el interés que ha tenido que ofrecer este martes España para colocar sus letras a tres y seis meses está muy lejos del que se vio obligado a pagar en noviembre, más del 5%.

Entonces, con el Partido Popular recién llegado al Gobierno, el mercado mostraba su impaciencia con España a la espera de las primera medidas que había de tomar el Ejecutivo para recortar el déficit y sanear el sector financiero.

Siete meses después, Europa sigue a la expectativa de que la Unión Europea encuentre un medio de conciliar austeridad y crecimiento, aunque las expectativas ante la cumbre del jueves "se enfrían", apunta el departamento de análisis de Bankinter.

La prima de riesgo en torno a los 520

En el mercado de deuda soberana, la prima de riesgo de España sufría un ligero aumento desde el nivel de la apertura de la sesión (512 puntos básicos) y se situaba rondando los 520.

El interés del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo mide el riesgo país, pasaba del 6,61 al 6,69%.

A lo largo del mes de julio, el Tesoro volverá a acudir a los mercados en cuatro ocasiones. El jueves 5 con una subasta de bonos, el martes 17 con una de letras a 12 y 18 meses, el jueves 19 con una emisión de obligaciones y el martes 24 con una de letras a 3 y 6 meses.