Carmen Perona dio una charla ayer a los profesores de Quart para advertirlos de todas estas situaciones que se pueden dar en el día a día.

¿Puede un profesor retirar el móvil a un alumno en clase?

Si se lo devuelve al final de la clase no pasa nada, pero si se lo da al final del día puede ser apropiación indebida.

¿Cuál sería la sanción?

Entre 600 y 2.000 euros.

¿Qué otras situaciones debe tener en cuenta un docente?

Si un niño sufre un accidente, debe llamar a emergencias, salvo que un sanitario le diga que lo lleve al hospital. Registrar la mochila sería violar su intimidad y no dejarlo entrar en clase por llegar tarde sería privarlo de su derecho a la educación.

¿Qué recursos les quedan a los profesores para tener algo de autoridad?

Los centros pueden elaborar un reglamento orgánico que recoja cómo actuar ante estas situaciones, aunque debería haber uno para todos los centros de la Comunitat.

¿Hay alguna otra situación curiosa que se pueda dar?

Si los padres se retrasan más de 20 minutos a la hora de recoger al hijo, el profesor debe llamar a la Guardia Civil o a Servicios Sociales porque si le pasara algo al menor, la responsabilidad sería del docente. Lo mismo pasaría si dos menores de 12 años se pelearan en el patio.

¿Podría un profesor dar un cachete a un niño en un momento dado?

De ninguna forma. No pueden tocarlos y ya ha habido sentencias condenatorias al respecto.

Bio

Nació en Santander hace 41 años. Es doctora en Derecho y profesora de la Complutense.