Fomento da 290 millones más a las autopistas de peaje cuya situación es "insostenible"

  • El dinero se inyectará a través de préstamos participativos y mediante la ampliación de las cuentas de compensación hasta 2021.
  • Las autopistas de peaje acumuln una deuda de más de 3.000 millones de euros por el sobrecoste de las expropiaciones de terreno y el descenso del tráfico.
  • La ministra anuncia que "tiene maduras" cuatro nuevas concesiones.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, tras la visita que realizó el lunea las obras de la Ronda de la Bahía (S-30) que estará a abierta al tráfico dentro de un mes.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, tras la visita que realizó el lunea las obras de la Ronda de la Bahía (S-30) que estará a abierta al tráfico dentro de un mes.
Alberto Aja / EFE

El Gobierno dispondrá este año de 290 millones de euros en préstamos participativos y ampliará a 2021 de las cuentas de compensación para apoyar a las concesionarias de autopistas en riesgo de quiebra por el sobrecoste generado por las expropiaciones de terrenos.

Así lo ha indicado la ministra de Fomento, Ana Pastor, durante la inauguración del encuentro Hacia un nuevo modelo de gestión de infraestructuras de transporte que patrocina la Asociación de Sociedades Españolas Concesionarias de Autopistas, Túneles, Puentes y Vías de Peaje (ASETA) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.

Según ha explicado la ministra, los créditos participativos y la ampliación de las cuentas de compensación a las autopistas hasta el año 2021 son algunas de las soluciones para que este sector se pueda "mantener a flote" y "siga siendo una referencia" en Europa y en el mundo. Ana Pastor cree que estas medidas supondrán un "poco de oxígeno" para el sector, que suma una deuda de más de 3.000 millones de euros.

Pero ha puntualizado que son medidas "provisionales", ya que el Ministerio de Fomento trabajará para mejorar la ley de expropiaciones forzosas y lograr un reparto "equilibrado" de los riesgos en las concesiones.

Pastor ha señalado que muchas de las autopistas de peaje están en una situación "insostenible" por el descenso del tráfico y por el "sobrecoste" de las expropiaciones, que en muchos casos se ha disparado hasta un 175%.

La ministra ha apuntado que el Gobierno tiene pendiente el pago de 600 millones de euros por expropiaciones, una cantidad que, según ha advertido, hay que abonar este año.

Además, ha incidido en que en España se llevaban "más de seis años" sin satisfacer esas cantidades.

La ministra ha destacado que se trata de una situación "embalsada desde hace años" a la que "hay que dar solución", y ha recalcado que su departamento está analizando con cada una de las concesiones "cómo están sus números" a fin de poder "echar una mano" con los préstamos participativos y las cuentas de compensación.

Ha añadido que lo que pretende Fomento es que "no se siga dañando" la imagen de las empresas españolas, que están "prácticamente en todos los lugares del mundo".

"Una gran bola de nieve"

Y, por eso, se está trabajando para que la "gran bola de nieve" originado por el sobrecoste de las expropiaciones "desaparezca" y se pueda "dar estabilidad" al modelo concesional.

Pastor ha agregado que Fomento trabaja ya en un nuevo modelo concesional en el que se pretende simplificar los procesos de licitación para evitar que el coste de participar en ellos sea "excesivo".

También ha explicado que se está trabajando en "quién tendrá que asumir las expropiaciones", dado "el resultado" que ha dado el modelo actual.

Y todo ello, ha explicado la ministra, para tratar de resolver "el problema" del sobrecoste y aportar "una solución global" al sector.

Pastor ha resaltado además que el Ministerio está trabajando en la concesión de nuevas licitaciones de vías de alta capacidad para "tan pronto como las circunstancias lo permitan". "Tenemos estudiado ya y bastante maduras hasta cuatro nuevas concesiones", ha puntualizado.

En niveles de 1998

El tráfico de las autopistas de peaje de España registraron una caída del 5,6% en 2011, un 22% desde el inicio de la crisis, lo que supone el mínimo de los últimos catorce años y retrotrae al sector a niveles de 1998.

Sin embargo, la red de vías de pago ha seguido creciendo. A cierre de 2011 las autopistas de peaje españolas sumaban un total de 2.559 kilómetros de longitud, un 7,4% más (177 kilómetros) respecto a 2006, ejercicio previo a la crisis y en el que alcanzaron su máximo histórico de usuarios, de unos 23.909 vehículos al día.

En el ejercicio 2011, todas las autopistas cerraron el año con caídas, con la excepción de la que une Alicante y Cartagena, que se anotó un leve aumento del 1,9%.

En riesgo de quiebra

La autopista radial R-4 Madrid-Ocaña es la que se anotó el mayor descenso de tráfico, de un 17,5%, el pasado año, cuando circularon por la vía una media de 6.676 vehículos diarios.

Después se situaron la R-2 Madrid-Guadalajara, con un descenso del tráfico del 16%; la R-3 Madrid-Arganda (-12%) y la R-5 Madrid-Navalcarnero (-9,4%).

Asimismo, la Madrid-Toledo, vía que recientemente solicitó el concurso de acreedores, contabilizó 1.828 usuarios diarios en 2011, un 7,4% menos que un año antes, mientras que la Ocaña-La Roda redujo su tráfico un 7%, la circunvalación de Alicante un 10%, la que conecta Madrid con el aeropuerto de Barajas un 5,5%, y la Cartagena-Vera, un 4,4%.

No obstante, otras vías con mayor número de años en explotación y que no presentan problemas de viabilidad también concluyeron el pasado ejercicio con destacados descensos de tráfico. Así, la León-Astorga cerró 2011 con una reducción del número de usuarios de un 11,4%, la AP-1 Burgos-Armiñón de un 7,6%, la Ávila-Villacastín de un 7,2% y el tramo de la A-7 entre Tarragona y Valencia, de un 6,3%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento