Un jurado popular tiene previsto juzgar a partir de este lunes a un hombre de nacionalidad china para el que la Fiscalía de Málaga ha solicitado una pena de 15 años de prisión, al acusarlo de matar a su mujer tras una discusión iniciada, al parecer, por la decisión de ella de pedir el divorcio.

En las conclusiones provisionales del fiscal, a las que ha tenido acceso Europa Press, se precisa que el acusado, de 27 años entonces, y la víctima, de la misma nacionalidad, se casaron en 2007 y poco después establecieron su residencia en Italia. No obstante, en noviembre de 2010, ambos llegaron a Málaga.

En la capital, se hospedaron en una habitación existente en un almacén de un establecimiento, propiedad del tío del procesado. Según sostiene la acusación pública, un día de diciembre de ese mismo año, se inició una pelea entre ambos por la decisión de la mujer de pedir el divorcio, a lo que el acusado "reaccionó violentamente".

Así, con "ánimo de acabar con su vida", agarró a la mujer "fuertemente" por el cuello, "tratando de estrangularla". Ante la resistencia y defensa ejercida por la víctima, sigue el escrito inicial del ministerio fiscal, le golpeó con los puños en la cara y le hizo un corte con un cutter.

Finalmente, señala la Fiscalía, con un martillo tipo machota "le golpeó reiteradamente en la cabeza". A causa de esto, se precisa, la mujer sufrió fractura de la base del cráneo, lo que le provocó la muerte. Por estos hechos, se le acusa de un delito de homicidio, con la agravante de parentesco.

Además de los 15 años de prisión, el ministerio público solicita que el acusado indemnice a los herederos con la cantidad de 200.000 euros. El juicio comenzará con la selección del jurado, tras lo que declarará el acusado y, posteriormente, los testigos y peritos citados en esta causa.

Consulta aquí más noticias de Málaga.