Un marinero, de 42 años, falleció en el pesquero onubense El Nuevo Fray Escoba, con base en Lepe (Huelva). Murió electrocutado cuando manipulaba un aparato en el interior de la embarcación. El tajo también acabó con un obrero de 28 años tras caer desde ocho metros de altura en la obra en la que trabajaba, en Las Gabias (Granada). El accidente ocurrió a las 16.30 horas. Estas muertes acercan al centenar las víctimas de siniestros laborales en lo que va de año en la región.