El distrito de Ciutat Vella cumplió ayer un nuevo plazo para la reforma integral del sur del Raval. La construcción de un nuevo edificio de la Tesorería General de la Seguridad Social, complementará la transformación de esta zona.

Se trata de un edificio de 5.000 m2 que albergará 114 trabajadores. Se construirá en el antiguo solar del Mercat del Carme.

El polo de atracción del estamento oficial conllevará la adecuación y urbanización del entorno. Así, el barrio consigue 1.200 m2 de zona verde, que según el regidor del distrito, Carles Martí, «tendrá dos plazas y calles prolongadas» desde la calle Om hasta la de Cid.

La zona se dinamizará aún más con la construcción de «dos hoteles de gama alta», la remodelación de Nou de la Rambla, donde se ubicará el nuevo Conservatori del Liceu, y la reforma de las fincas más deterioradas.

Martí destacó que, en un futuro, el entorno social quedará más estabilizado con la «desaparición de la Sala Baluard», la polémica narcosala que, según el regidor del distrito, tienen una fecha de caducidad cuando «se normalice el sistema sanitario general». Y añadió: «lucharemos para que así sea».

El impacto de la narcosala, según Martí, «quedará diluido en un nuevo entorno de movilidad» donde destacan los hoteles, un nuevo centro comercial con supermercado, teatros y salas de espectáculos, como Scènic y Arnau.