Cambio de tendencia en la universidad. Después de años en qué las facultades catalanas sólo hacían que vaciarse, las aulas recuperan el alumnado poco a poco.

Las causas de este repunte de matriculaciones hay que buscarlas en los mayores de 25 años y en los estudiantes de Formación Profesional (FP) que se apuntan a los estudios superiores.

42.260 matriculados

A un mes de cerrar la matrícula universitaria, para este curso, 42.260 jóvenes han formalizado por primera vez la preinscripción universitaria, 387 más que en el ejercicio anterior. El punto de inflexión de la nueva tendencia se produjo en el curso 2004-05, cuando se superó la barrera de los 40.000 alumnos.

En este curso, que está a punto de empezar, el 12% de los preinscritos (5.417) proceden de estudiantes de FP y de ciclos formativos superiores. La cifra se mantiene estable respecto al anterior año. Para la conselleria de Educació este trasvase de alumnos hacia la universidad coincide con el momento en que al colectivo se les convalida créditos. En cuanto a los alumnos de más de 25 años ya representan casi el 3% (1.200).

Con los datos de la preinscripción, Educació prevé que finalmente en las doce universidades públicas y privadas estudien más de 220.000 alumnos.

El president de la Generalitat, Pasqual Maragall, y el conseller Joan Manuel Del Pozo inauguraron ayer oficialmente el curso en Lleida. Maragall destacó el papel de la universidad en el «reequilibrio territorial».

De 15 a 28 euros por crédito

La conselleria de Educació ha fijado, por primera vez, entre 15 y 28 euros el precio del crédito en los másters que se impartan en las universidades públicas y en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Este año se estrenan 153 de estos cursos oficiales adaptados al Espacio Europeo. Las doce universidades ofrecen este curso 161 titulaciones. Medicina, Empresariales, Magisterio y Dirección de empresas son las más demandadas.