La asociación Cantabria Conbici ha manifestado su "decepción" por el diseño y resultado de la obra del recién inaugurado distribuidor de La Marga, ya que no se han incluido en "tan importante" proyecto las premisas del Plan de movilidad Sostenible, "dejando de lado" a peatones y ciclistas, lo que en su opinión "ayuda poco a hacer ciudad".

En este sentido, la asociación señala en un comunicado que, dado el diseño del túnel, peatones y ciclistas "deberán de seguir salvando la orografía" para dirigirse hacia la Avenida José María de Cossio-Alisal o Valdecilla-centro ciudad.

A su juicio, la nueva infraestructura realizada en la ciudad, donde "viven y se mueven personas, no sólo coches", debería de contemplar aceras para el tránsito de peatones y, al menos, "no prohibir" la circulación de bicicletas o incluir carril bici.

Por lo tanto, solicita que "se replanteen y acometan" las medidas necesarias para que sea un proyecto que "incluya" a todos los medios de transporte que el Ayuntamiento de Santander quiera fomentar.

La asociación pide públicamente que, ante "las intenciones" del alcalde, Iñigo de la Serna, de seguir realizando actuaciones "en pro del coche en la ciudad", como las recientemente anunciadas obras de "mejora" del tráfico en General Dávila, estos proyectos se redacten "desde el prisma del peatón, ciclista y transporte público", como ya ha defendido ante la concejala de Movilidad Sostenible y el propio alcalde, dice.

Ello implica, añade Cantabria Conbici, la "óptima" colocación de los pasos de cebra, el tiempo de espera en los semáforos, la eliminación de obstáculos y barreras en las aceras, además de facilitar la circulación en bicicleta mediante la reducción de velocidad de la vía o la creación de infraestructura segregada para los ciclistas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.