El presidente de la Diputación de Ciudad Real, Nemesio de Lara, ha abogado por un mayor apoyo a los municipios de menos de 5.000 habitantes, y se ha mostrado algo escéptico con la propuesta de reforma de la administración local en la que está trabajando el Gobierno de Mariano Rajoy, porque "desde hace 27 años vengo oyendo hablar del ámbito competencial de cada administración y de su remodelación, pero nunca se aplica.

"Por este motivo, he de decir que no me lo creo hasta que no vea la nueva legislación, su desarrollo y el calendario de aplicación ya que, hasta entonces, pueden pasar otros 27 años", ha señalado en declaraciones a Europa Press.

Considera que la propuesta del Gobierno central es una "barbaridad" que requeriría cambios "brutales" en la financiación a las diputaciones ya que, si se aplica que sean estas administraciones provinciales las que tengan que gestionar los servicios obligatorios de los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, en el caso de la de Ciudad Real, tendría que ocuparte de 97 de los 102 municipios que hay en la provincia, o 100 de los 105 si se tienen en cuenta las Entidades de Ámbito Territorial Inferior al Municipio (EATIM).

No obstante, y en el caso de que se aplicara esa propuesta, De Lara ha afirmado que "actualmente sería imposible suplir los servicios obligatorios que no pudieran prestar los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes y, para aplicarla, tras el año de análisis y previsión de medidas anunciadas, debería llevar aparejada una revisión absolutamente radical de la financiación de las diputaciones, fundamentada en su participación de los tributos del Estado".

Por estos motivos, el presidente de la Diputación ciudadrealeña cree que la propuesta lanzada del Gobierno "es un planteamiento farragoso, poco preparado, que constituye una especie de desideratum no reflexionado, un anhelo o una filosofía que precisaría de una revisión muy profunda de los recursos económicos y personales de estas instituciones".

Servicios obligatorios

Además, ha recordado que de lo que se habla en esta propuesta es de los servicios que debe ofrecer obligatoriamente un ayuntamiento y que están recogidos en la ley, pero deja de lado algunos que se vienen prestando en la actualidad y que, en su opinión, son igual o más importantes porque responden a la evolución de las necesidades de la sociedad en el tiempo.

"Hay servicios que se prestan, aunque no sean preceptivos por ley, pero a los que los ayuntamiento no pueden dar la espalda como, por ejemplo el empleo. ¿Qué es más importante el mantenimiento del alumbrado público o los servicios sociales especiales y el empleo para una familia que no tiene ingresos? Eso no se puede dejar de atender", ha dicho.

Menos de 5.000

Lo que sí ha considerado el presidente de la Diputación de Ciudad Real factible es que las instituciones provinciales prestaran servicios, no obligatorios sino en función de sus necesidades, a los ayuntamientos de municipios con menos de 5.000 habitantes que son los que más ayuda precisan.

En este sentido, ha avanzado que ésta será una de las características fundamentales de los presupuestos para 2012 de la institución provincial que, aunque están pendientes de aprobar porque dependen de los Presupuestos Generales del Estado de 2012 para conocer los ingresos que percibirán, "están diseñados en sus líneas maestras".

"Vamos a tener especialmente en cuenta, sin que vaya en detrimento de otros, a los municipios de menos de 5.000 habitantes que son los que peor lo están pasando y, en gran medida, como consecuencia de los impagos de la Junta".