Una veintena de personas, entre padres, madres y vecinos, se han encerrado en el colegio de Puente de Vadillos, en Cuenca, como medida de presión para evitar el cierre del centro el próximo curso. Se trata del segundo encierro en un colegio de la provincia a causa del posible cierre de escuelas rurales; el pasado martes las madres de Puebla del Salvador, decidieron quedarse en el colegio hasta que la administración les dé una respuesta sobre el futuro del mismo.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta del AMPA de Puente Vadillos, María Teresa Martínez, ha señalado que el encierro se realizará todos los fines de semana hasta conseguir que el Gobierno regional mantenga el colegio abierto.

De cara al próximo curso, el centro tiene diez alumnos matriculados, uno de ellos con necesidades especiales que cuenta, ha dicho, por dos alumnos. Martínez ha asegurado que han decidido encerrarse después de que se hiciera público que cinco colegios en situaciones similares a Puente de Vadillos mantendrían sus centros abiertos.

La presidenta del AMPA del centro asegura sentirse "engañados" por el Coordinador de los Servicios Periféricos de Educación, Francisco Carrascosa, y afirma que no les ha dado las mismas oportunidades que a los municipios que sí conservarán sus centros.

Ha señalado que el coordinador les negó la posibilidad de matricular a nuevos niños pasado el mes de febrero aunque en otros municipios ha sido así como han conseguido que el colegio permanezca abierto.

"Nos ha llegado muy dentro que en otros pueblos hayan hecho excepciones con la fecha de matriculación de los niños y hayan conseguido así mantener sus colegios", ha asegurado.

Alojamiento gratuito

A pesar de esto, desde el Consistorio, tal y como ha explicado a Europa Press el alcalde, José Bodoque, han decidido poner en marcha una campaña para atraer a una familia con niños en edad escolar. Les darán alojamiento gratis a fin de que matriculen a sus hijos en el centro escolar.

De este modo, garantizarían que el número de matriculados supera los once que el Gobierno regional ha fijado como mínimo para mantener abierto un colegio.

En caso de que el colegio de Puente de Vadillos cierre sus puertas, Educación se plantea enviarlos a Cañizares, Priego o Cañamares. En este punto, María Teresa Martínez ha coincidido con otras de las AMPAS afectadas por el cierre de escuelas rurales que denuncian que niños de tres años deberán compartir transporte y horarios con los estudiantes de Secundaria que van al Instituto.

Por otra parte, el alcalde ha recordado que hay varias grandes empresas en la comarca y que, a diario, por las carreteras de la zona circulan alrededor de 80 camiones.

Desaconsejable que viajen cada día

Ha señalado que la situación geográfica y las condiciones meteorológicas del invierno en la Serranía hacen desaconsejable que los niños viajen cada día y ha remarcado que el tránsito de camiones durante el invierno suele dificultar la circulación.

En este sentido, ha lamentado que los alumnos de Secundaria que deben desplazarse a otros institutos "han pasado dos, tres horas e incluso una mañana entera retenidos en la carretera porque ha habido un accidente".

Bodoque ha denunciado que se sienten "discriminados" respecto de otros municipios que sí mantendrán sus colegios. Ha asegurado que llevan un mes trabajando contra el cierre del centro y al no ver respuesta en positivo, ha dicho, han decidido encerrarse.

El encierro se realizará todos los fines de semana porque por motivos laborales, la mayor parte de padres y madres no pueden permanecer durante el resto de la semana, ha explicado Bodoque.

Por último, ha remarcado que la mayor parte de las inversiones que se han realizado en Puente Vadillos en los últimos años han ido a parar a las infraestructuras educativas. Bodoque ha asegurado que tienen las mejores instalaciones educativas de la comarca y ha lamentado que quieran cerrarlas.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.