Más de 3.400 comensales se dieron cita en el recinto ferial de Expourense para rendir homenaje a José Luis Baltar, maestro, padre, abuelo y esposo pero también un "titán" de la política, según ha destacado su hijo y presidente del PPdeG de Ourense, José Manuel Baltar, que recordó los 44 años de ejercicio de la política activa de antecesor en el cargo.

El acto central del homenaje fue una comida prevista para aproximadamente 3.400 personas llegadas de toda Galicia, entre ellos el presidente de la Xunta, Alberto Nüñez Feijóo, los conselleiros Agustín Hernández, Rosa Quintana y Jesús Vázquez, exconselleiros de la época Fraga como Xesús Pérez Varela o Juan Manuel Diz Guedes, y presidentes y representantes del PPdeG del resto de las provincias gallegas.

La trayectoria del expresidente del PP y de la Diputación de Ourense fue explicada por varios de los invitados, que aludieron a facetas como la de maestro en pueblos de Nogueira de Ramuín pero también de Vilardevós y de Pereiro de Aguiar. Este recuerdo correspondió a su exalumna Begoña Rodríguez Sánchez.

Además del presidente del grupo Academia Postal, patrocinador del equipo provincial de atletismo, Francisco Nóvoa, también hablaron el presidente de la Confederación de Empresarios Francisco Rodríguez, o el escritor Luis González Tosar, a título personal y como amigo de Baltar, según dijo.

También tuvo sus tres minutos de palabra el pintor y autor del retrato entregado al homenajeado Antón Pulido, el presidente de la fundación San Rosendo José Luis Gavela y el sucesor en sus cargos e hijo de Baltar, José Manuel Baltar Blanco.

Adhesiones por escrito

El conductor del acto y de las diferentes intervenciones fue el televisivo Xosé Ramón Piñeiro, que dio paso en primer lugar al gaiteiro Marcos Foxo, que en solitario interpretó la Alborada da Veiga y la Muiñeira de Chantada.

Entre las intervenciones de tres minutos cada una, Piñeiro leyó varios escritos de adhesión al homenaje como el de Presidencia del Gobierno de España, firmado por Mariano Rajoy, el del escritor Antón Lamazares que la envió desde Berlín, el del obispo de Ourense que llegó a su cargo cuando el homenajeado ya no era presidente del PP ni de la Diputación.

Tambié envió un escrito, leído por Piñeiro, el presidente de la Real Academia Galega Xosé Luis Méndez Ferrín que en su adhesión "personal" aludió al agradecimiento por el papel benefactor del homenajeado Baltar y por su apuesta para poner en marcha la 'Casa dos Poetas' de Celanova.

PROTESTAS

Una hora antes del inicio del homenaje y mientras iban entrando los comensales, una docena de 'Indignados' de Ourense"estuvieron custodiados por el Cuerpo Nacional de Policía a pocos metros de la entrada principal de Expourense, mientras coreaban gritos como "Menos enchufar y más trabajar" y portaban pancartas con lemas como "Stop Nepotismo" y "Democracia real xa".

Un portavoz del colectivo tomó la palabra con un altavoz y leyó un escrito en el que denunciaba la situación de precariedad y miseria de la provincia de Ourense y la achacó directamente a las políticas ejercidas por el homenajeado José Luis Baltar durante su mandato en la Diputación y a todo el PPdeG .

También se reunieron en la entrada del recinto ferial, un pequeño grupo de afectados por las preferentes. Su portavoz en ese momento, Arístides Álvarez Arce explicó que su presencia allí era "pacífica" y pidió "corazón y cabeza para los responsables de la situación de este colectivo" integrado, según dijo, por 100.000 gallegos que tienen "secuestrados" 940 millones de euros.

Así, aludió al acto de homenaje a Baltar para señalar que en él participarían muchos afectados en la misma situación que ellos "pero están ahí porque son estómagos agradecidos o no sé muy bien por que", agregó.

"catering" solidario

La comida del homenaje comenzó a las 15,45 horas con la distribución en las mesas de 380 kilogramos de embutidos y quesos como entrantes, 100 empanadas de carne y otras tantas de bacalao, 1.200 kilogramos de "Ternera Galega" asada y con patatas, 360 "Tartas de Santiago", pan de Cea, 1.200 litros de agua y viños tintos de Valdeorras y blancos del Ribeiro, según explicó a Europa Press uno de los responsables de la organización.

El servicio de esta comida corrió a cargo de la empresa "Aixiña" vinculada a proyectos solidarios con colectivos discapacitados por lo que los 25 euros que pagó cada comensal participante en el homenaje serán destinados a adquirir una nueva unidad derehabilitación.

Consulta aquí más noticias de Ourense.