Más de 5.000 personas han visitado la muestra 'Cuentos de los hermanos Grimm', que se puede contemplar hasta mañana en la Sala Municipal de Exposiciones de la Casa Revilla de Valladolid y cuya programación ha coincidido con la celebración de los 200 años de la primera publicación de los 'Cuentos para la infancia y el hogar' de los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm (1812).

La exposición consta de dos partes: la primera de ellas consiste en una pequeña introducción dirigida a todos los públicos, en la que el visitante puede emprender "un paseo entrañable" por la vida de los dos filólogos alemanes que se dedicaron a sacar a la luz "joyas de la riqueza nacional" de la literatura germana en la primera mitad del siglo XIX, según las explicaciones aportadas por la comisaria, Julia Jiménez.

La segunda de las partes se construye a partir de un bosque mágico con figuras de tamaño natural donde se muestran las ilustraciones de ocho de los cuentos más conocidos de los hermanos germanos: 'Hansel y Gretel', 'Caperucita', 'Blancanieves', 'El sastrecillo valiente' o la historia que Mercedes Cantalapiedra ha señalado como "su cuento favorito", 'La princesa y el sapo'.

El objetivo de la exposición es acercar la versión original de los cuentos a los alumnos de Primaria y de Secundaria, así como a sus padres y abuelos. Además, se pretende invitar al público adulto a contrastar éstas últimas con las "versiones idílicas" de dibujos animados difundidas en España, ya que "muy pocas personas saben que Rapunzel estaba embarazada" o que a las hermanastras de Cenicienta "unas palomas les sacaron los ojos al final de la narración".

Proyecto de la asociación de germanistas

La exposición, que fue concebida hace tres años y ya se ha dado a conocer en varias ciudades españolas, surgió por iniciativa de la Asociación Aragonesa de Germanistas y Profesores de Alemán con la colaboración de artistas aragoneses.

Según Julia Jiménez, los Germanistas pretenden así que el alemán no sea "solo conocido por ser la lengua en la que están escritas las instrucciones de la lavadora".

En la Sala Municipal de Exposiciones de la Casa Revilla, convertida durante algo más de un mes en un "escenario extraordinario lleno de príncipes y ranas", los visitantes también encontrarán distintas estatuas, una película de siluetas inspirada en la historia de 'La Bella Durmiente' y un corto animado de 'Blancanieves' que aparece proyectado en el espejo de la madrastra.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.