Un total de 600 personas, procedentes de seis países, participan en el simulacro de terremoto organizado por la ONG Intervención Ayuda y Emergencia (IAE) en las localidades valencianas de Algemesí, Cullera, Guaduassar y l'Alcúlia.

Durante el simulacro, que comenzó este viernes y tendrá una duración de 24 horas, equipos de Localización y Rescate de Víctimas de Alemania, Francia, Holanda, Italia y Portugal; el Consorcio de Bomberos de Valencia, el Hospital de la Ribera, la Generalitat, Cruz Roja, Protección Civil y voluntarios de las universidades CEU y UCV, restarán a 220 víctimas de un simulado terremoto de magnitud 7 en la escala de Richter.

Al simulacro ha asistido el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, quien ha destacado este tipo de iniciativas como herramientas de prevención. Según ha destacado, son "fundamentales para poder participar en cualquier tipo de emergencia, en este caso de riesgo sísmico que se pueda tener".

Castellano ha querido agradecer a la

Ong iae "el compromiso, la profesionalidad, los muchos años que llevan ya al frente de rescates, sobre todo, cuando hay movimientos sísmicos y terremotos". De hecho, la

Ong iae ha participado en labores de rescate en los terremotos de Perú, en Pakistán, Sri Lanka, Argelia, El Salvador o Turquía.

El conseller ha recordado la importación de la coordinación y colaboración en este tipo de catástrofes entre los diferentes organismos de las labores de rescate ya que, en emergencias, "no se puede dejar nada a la improvisación. Y este tipo de actividades y simulacros son vitales e importantísimos para que, en la realidad, se pueda actuar con la máxima eficacia y eficiencia".

Castellano ha recordado que en abril de 2011 la Generalitat aprobó el Plan Especial frente al Riesgo Sísmico de la Comunitat, que recoge los protocolos de actuación y donde están previstos los consejos a seguir por la población ante catástrofes de estas características. En este sentido, ha asegurado que este simulacro es "fundamental para poner en práctica nuestra normativa y colaborar con la organización internacional que, en grandes catástrofes de estas características, actúan de una manera, muy coordinada y única".

30

Seísmos en lo que va de año

El conseller ha indicado que durante lo que llevamos de año, según datos del Instituto Geográfico Nacional, se han registrado en la Comunitat Valenciana un total de 30 seísmos, el mayor con una magnitud de 2,5. En 2011, según Castellano, la cifra fue de 108 movimiento sísmicos. El mayor con una magnitud de 3,7 en el Cabo de Palos. "Es fundamental tener listos, tener engrasados,los planes especiales sobre Riesgos Sísmicos, para poder actuar en algún momento determinado. Aunque lo mejor es que nunca se lleguen a poner a funcionamiento, hay que estar preparados", ha recalcado.

Por su parte, el alcalde de Algemesí, donde se ha instalado el centro de operaciones del simulacro, Vicent Ramón García Mont, ha destacado la sensibilidad que por parte de la Conselleria en apoyar estos eventos, con la prestación de diferentes medios, "y el esfuerzo que realizan, que hace que en una situación de riesgo, puedan estar a punto para poder llegar a cualquier sitio; efectuar su trabajo de una forma adecuada y ser eficientes".

Equipos de rescate al límite de sus fuerzas

El presidente de la

Ong iae, Moisés Belloch, ha manifestado que para la organización ha sido un reto albergar un simulacro de esta envergadura. "Al principio hemos empezado asustados porque eran muchos medios, estamos hablando de 600 personas implicadas. Pero conforme se ha ido desarrollando ha salido todo bien. Estamos muy satisfechos de cómo ha ido evolucionando", ha incidido.

"Hemos conseguido nuestro objetivo que era mantener trabajando a todos los equipos durante 24 horas, y que llegasen, sobre todo con estas condiciones de clima, a la saturación, a los momentos límite de cada equipo para demostrar lo que es la preparación tanto física como psicológica a la hora de intervenir en este tipo de catástrofes", ha explicado el presidente de IAE.

El simulacro que comenzó este viernes a las 19.00 horas y que finalizará este sábado, un día después, cuenta con diferentes zonas de trabajo, simulando escombros reales, distribuidas en las localidades de Algemesí, Guadassuar, Cullera y L'Alcúdia.

En el simulacro han participado 180 personas de equipos USAR procedentes de Alemania, Francia, Holanda, Italia, Portugal y España; 50 personas de personal sanitario; 80 personas de protección civil; 80 personas de Cruz Roja, 15 veterinarios, seis personas en apoyo logístico; 220 personas actuando como víctimas, 90 vehículos particulares de víctimas y 30 observadores.

Por parte de la Conselleria de Gobernación se ha prestado apoyo logístico, así como 12 equipos TETRA. Asimismo, por parte de la Generalitat han participado también la Conselleria de Sanidad y la de Justicia y Bienestar Social.

Consulta aquí más noticias de Valencia.