La Audiencia de Valladolid juzga este próximo día 29 de junio a un varón, Carlos G.P, como autor de un delito contra la salud pública cometido en julio de 2010, cuando fue detenido en la localidad vallisoletana de Peñafiel en posesión de un total de 30 gramos de cocaína y otros 2,44 gramos de hachís por valor global de más de 1.500 euros.

En su escrito de calificación provisional de los hechos, el Ministerio Fiscal solicita para el procesado una pena de cuatro años de prisión y el pago de una multa de 2.000 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La detención se produjo sobre las 03.00 hora del día 21 de julio de 2010 cuando el imputado conducía un turismo Renault Megane por la localidad de Peñafiel y al percatarse de la presencia de dos patrullas de la Guardia Civil realizó una maniobra extraña, motivo por el cual los agentes procedieron a su identificación.

Ante el gran estado de nerviosismo que presentaba, los funcionarios decidieron entonces cachearle y descubrieron en uno bolsillo del pantalón un paquete de plástico, cerrado con una alambre verde de jardinería, que contenía, como así se pudo comprobar más tarde, casi 30 gramos de cocaína, mientras que en otro bolsillo se incautaron de un plástico trasparente con cuatro bolsas de plástico y en su interior 2,44 gramos de hachís.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.