El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha hecho un llamamiento este sábado a la Junta de Castilla y León para que legisle menos, en lo que ha considerado una "diarrea legislativa" para la creación de nuevas normas permanentemente, y ha reclamado que esas nuevas leyes vayan acompañadas de una memoria económica ya que, de lo contrario, no sirven para nada.

Del mismo modo, ha pedido que esas nuevas normativas no se diseñen sólo desde los despachos de donde pueden salir "preciosas" pero resultar de difícil ejecución y cumplimiento para los ayuntamientos que "las pasamos negras para aplicarlas".

Esta es la principal petición que ha formulado el alcalde de Valladolid en su intervención este sábado en la inauguración del 13 Congreso Provincial de su partido en el que ha defendido el papel que juegan los ayuntamientos en la estructura política española y en el que ha aprovechado para pedir al Gobierno de la nación que saque adelante "de una vez por todas" la Ley de Gobierno Local que aclare lo que tienen que hacer las administraciones locales y la Ley de Haciendas Locales que garantice dinero para esas competencias.

En clave de partido, el alcalde de Valladolid ha apostado por lanzar un mensaje de optimismo a la sociedad para dejar a un lado una "situación permanente" de crisis pero "sin inventar los brotes verdes", como hizo el Gobierno socialista, ha criticado.

De la Riva se ha mostrado convencido de que el país ha tocado fondo ya y de que poco a poco va a salir de la crisis económica y financiera en la que está inmerso.

Del mismo modo, ha abogado por realizar una reflexión "profunda" y un análisis "individualizado" de los resultados obtenidos en las últimas elecciones municipales en las que los 'populares' de Valladolid ganaron en una mayoría de ciudades y localidades pero con resultados "incomprensibles" en algunas capitales de provincia.

"viento a favor"

En este sentido, ha recordado las reflexiones de algunos ciudadanos en el sentido de que el pasado año soplaba "viento a favor" para el PP para recordar que ese viento no iba por rachas locales por lo que es necesario ese "análisis en profundidad" de lo ocurrido en toda la provincia vallisoletana.

De la Riva ha admitido también que el país atraviesa por un momento "realmente dramático" y ha defendido las medidas adoptadas desde el Ejecutivo de Mariano Rajoy, a las que se ha referido como "difíciles" e incluso "contrarias" al programa electoral del PP, si bien ha recordado que tampoco estaba en el programa tener que hacer frente al déficit, a las deudas y al "agujero" que dejó José Luis Rodríguez Zapatero.

El alcalde de Valladolid ha instado a todos los alcaldes, concejales y cargos del PP a hacer de correa de transmisión diaria de las reformas del PP, unas "medidas absolutamente imprescindibles" para salir de la actual situación. "Hay que salir más a la calle, romper la barrera de la clase política", ha recomendado el regidor, que ha puesto como ejemplo su caso concreto ya que hoy mismo ha tenido que escuchar las quejas de una vecina porque en la calle Veinte de Febrero cagan muchas palomas.

Tras recordar que el censo de palomas ha descendido en unas 10.000 0 12.000 ha bromeado respecto a que él no puede "poner braguero" a estas aves.

"Qué le vamos a hacer, hay que aguantar que para eso nos pagan", ha admitido el alcalde que ha provocado las risas del público como cuando se trabó en repetidas ocasiones al tratar de decir "individualizado", palabra que sustituyó finalmente por "uno por uno".

De la Riva, que ha tenido unas últimas palabras para el reciente ascenso del Real Valladolid a Primera División, se ha mostrado convencido de que la ciudad también irá para arriba, como el PP provincial para quien los tres últimos años han sido "los mejores de la historia del PP de Valladolid" tanto en resultados electorales como en clima de tranquilidad, sosiego y unanimidad.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.