El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, ha afirmado que el lehendakari, Patxi López, ha metido a los vascos "en un agujero", al llevarles al "endeudamiento y déficit máximos", y se ha propuesto "recuperar el tiempo perdido" y conseguir "reanimar el servicio público y a Euskadi".

Durante su intervención en la jornada 'Sistema de Salud sostenible y de calidad' celebrada en la sede de Sabin Etxea, en la que ha estado acompañado por los represetantes jeltzales Aitor Olaizola, Nerea Antia e Iñaki Betolaza, Urkullu ha recordado que, en estos tres años de legislatura del Ejecutivo del PSE-EE, "no se ha sabido o no se ha querido o alguien no ha visto la realidad de la crisis económica tal como es".

A su juicio, este "error de diagnóstico, de partida, ha condicionado y está condicionando toda la política pública del Gobierno vasco". En este sentido, ha señalado que los datos son "irrefutables", con un incremento del desempleo en tres años del 35 por ciento, mientras baja los afiliados a la Seguridad Social de 941.000 en mayo de 2009 a 908.000 en el mismo mes de 2012.

Según ha precisado, "el resultado de las políticas" de López han sido "llevar al endeudamiento y el déficit máximo", e "hipotecar" el futuro de Euskadi. "La deuda ha sido multiplicada por ocho y el déficit permitido ha sido doblado", ha manifestado.

Iñigo Urkullu ha recordado que los vascos este año pagarán más de un millón de euros al día por la carga de la deuda y dentro de dos años dos millones cada día, mientras que el servicio público de salud "ha empeorado".

"No compartimos, en absoluto, la actitud actual que está hipotecando el futuro de nuestro país. Se plantean presupuestos sin base económica, se recurre desmedidamente a la deuda pública, se destina parte del endeudamiento al gesto corriente, se limitan las inversiones y se superan las previsiones del déficit, ha añadido.

Subida de impuestos

El líder jeltzale ha señalado que "ahora que ya no se dispone de más recursos, se pretende la subida de impuestos, sin escenarios planificados". En su opinión, se trata de "una permanente huída hacia adelante, sin soporte ni base económica, es una actitud que hipoteca el futuro".

"No se quiere afrontar la realidad económica. Y, además, durante estos tres años, se ha pretendido ocultarla a la población. Ahora, Euskadi conoce la realidad de que se nos ha metido en un agujero. Nuestra labor es recuperar el tiempo perdido, recuperar la ilusión, el futuro. Lo vamos a hacer, con un análisis sereno y transparente", ha destacado.

El servicio público de salud

Urkullu ha destacado que "la calidad de los servicios al ciudadano ha empeorado, el servicio público de salud es hoy peor que hace tres años". "No lo digo yo, lo dicen muchos usuarios y lo dicen muchos profesionales del sector", ha añadido.

De esta forma, se ha referido al "cierre de ambulatorios en fin de semana, la cancelación de sustituciones de profesionales, la ralentización de las inversiones en Sanidad", el incremento de las listas de espera y la reducción de la calidad del servicio".

"Ésta es una realidad de estos tres últimos años, éste es el contexto real en el que nos reunimos. Como en medicina, un diagnóstico certero es imprescindible para acertar en el tratamiento, que queremos comenzar por poner en valor nuestros principios y valores, queremos delimitar con claridad nuestro campo de juego", ha manifestado.

En este sentido, ha subrayado que su objetivo es "preservar la garantía de los servicios públicos, los servicios básicos esenciales" porque "los servicios socio-sanitarios son una prioridad para el PNV".

"Tienen un valor social y tienen también un valor económico, son un servicio a la ciudadanía y ofrecen un valor añadido como sector dinamizador de la actividad económica, la investigación y el empleo", ha indicado.

Asimismo, plantea el fortalecimiento de la función pública del Gobierno. "La obligación del poder público es garantizar un estado de bienestar. Tenemos que ser realistas, tenemos que ser más eficaces, tenemos que ejercer un mayor control, preservando siempre la función pública", ha dicho.

Para el presidente del EBB, "la función pública supone el fomento de la salud, la asignación a la atención primaria de un papel central y la garantía de la cohesión social", pero los servicios públicos "se tienen que ajustar a la realidad porque es la única forma de garantizar su futuro".

Iñigo Urkullu ha indicado que su partido quiere tener "un enfoque profesional" para hacer todo esto porque se dispondrá "de menos recursos", pero "se garantizará el servicio". "La cuadratura del círculo sólo se consigue con rigor, colaboración, organización y eficacia. En el servicio público vasco existe un 'saber hacer' demostrado, una cultura de la calidad y de la responsabilidad. No partimos de cero. Se trata sólo de volver a creer en nuestras propias posibilidades, en nuestros propios recursos y capacidades", ha dicho.

Su propuesta, según ha explicado, está basada en los profesionales de la salud. "Creemos en la autonomía de gestión, en la formación y capacitación permanentes, en el compromiso con la calidad y la transparencia, en el compromiso profesional. Los protagonistas del cambio que necesita el sistema son los profesionales del propio sistema", ha señalado.

Por ello, en esta jornada de trabajo ha planteado cuatro líneas de trabajo: la mejora en la organización del sistema, la mejora en la gestión de la demanda y definir la financiación sostenible del sistema.

ESTRATEGIA

En este sentido, se ha propuesto elaborar "una estrategia a medio y largo plazo", para propiciar "una cultura de la colaboración y el consenso" con el fin de "tomar decisiones".

El máximo representante del PNV ha subrayado pretenden "contrastar ideas", con el objetivo de "un servicio público de calidad y sostenible, que recupere el prestigio profesional y el reconocimiento público".

"La situación es difícil, lo sabemos y lo asumimos, pero también asumimos la responsabilidad de superar esta situación. Nuestro objetivo es el vuestro, salir juntos de esta crisis porque queremos una Euskadi en primera velocidad para todos, sin segunda clase".

Para el líder jeltzale, "el sistema socio-sanitario es un indicador básico de desarrollo". Por ello, ha abogado por "recuperar el pulso y recuperar la ilusión". "Tenemos una base profesional y la determinación para lograrlo", ha indicado, para asegurar que el PNV logrará "reanimar el servicio público y reanimar Euskadi".

Preservar los servicios

De esta forma, se ha comprometido a "preservar la garantía de los servicios públicos, el fortalecimiento de la función pública del Gobierno, mejorar la organización del sistema y la gestión de la demanda".

Urkullu ha recordado que el documento que la Asamblea General del PNV aprobó hace seis meses titulado 'Geroa Lantzen/Trabajando el mañana', será la guía de actuación política para estos próximos años y dedica una atención preferente al análisis de la política de salud en Euskadi".

Éste es el trabajo de base sobre el la formación jeltzale se ha planteado la jornada de trabajo de este sábado, que parte de "la decisión incuestionable" de que "la política de salud y la atención socio-sanitaria son una prioridad política". "Se trata de un servicio público esencial y nuestra prioridad es mantener su carácter público y universal", ha asegurado el presidente del EBB.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.